Home / Salud / Rutas con raquetas de nieve: la alternativa al senderismo en invierno

Si sois amantes del senderismo y, además, os gustan los deportes de invierno, el plan que os proponemos hoy os va a encantar: rutas con raquetas de nieve, una alternativa al esquí al alcance de cualquiera y con múltiples beneficios para la salud. ¿Queréis saber más de esta actividad? Este es un deporte que se puede practicar a casi cualquier edad, notándose las mejoras en breve espacio de tiempo desde que se comienza a practicar.

En invierno, la nieve dificulta la práctica del senderismo en las zonas de alta montaña. Sin embargo, el uso de raquetas de nieve permite pasear por estos paisajes nevados sin hundirnos en el terreno y disfrutando de los paisajes blancos de muchas zonas de España.

Miles de años de historia
Las raquetas de nieve existen desde hace más de 4.000 años en Asia Central, desde donde fueron llegando a Europa y, más tarde, a Norteamérica. Aquellas primeras raquetas estaban fabricadas en madera, eran de un tamaño enorme y se convirtieron en un elemento básico para desplazarse durante los largos inviernos, explorar nuevos territorios y, lo que es más importante, poder buscar comida para sobrevivir.

Surgieron como imitación al modo en que se desplazaban algunos animales, como las liebres, cuyos pies de gran tamaño les permitían moverse con rapidez por un elemento difícil, como es la nieve. De este modo, los habitantes de aquellas zonas podían moverse con cierta rapidez y comodidad a través de las tierras nevadas.

Actualmente, tanto los materiales como el tamaño de las raquetas han evolucionado, dando paso a modelos mucho más ligeros y manejables.

Beneficios para la salud
Las rutas con raquetas de nieve son un fantástico ejercicio cardiovascular que nos ayudará a mantenernos en forma y a cuidar nuestro corazón. Permite desarrollar la fuerza, la agilidad, el equilibrio y la resistencia, y es un método estupendo para ir dejando atrás esos kilos de más que hemos cogido durante las navidades.

Durante una ruta con este tipo de raquetas por la nieve podemos gastar entre 420 y 1.000 calorías/hora, dependiendo de la intensidad del sendero y la velocidad a la que nos movamos.

Material necesario
Como decíamos al principio, se trata de una actividad accesible para cualquiera aunque, como es normal, deberemos adaptar las rutas a nuestro nivel físico.

¿Qué necesitaremos para practicarlo?
• Un par de raquetas de nieve
• Calzado de montaña
• Bastones
• Ropa transpirable y de abrigo
• Gorro
• Guantes
• Protector solar y labial
• Brújula
• Teléfono móvil con la batería cargada
• Una mochila con agua y algo de comida

El equipo básico (raquetas y bastones) podemos comprarlo o alquilarlo con algunas de las múltiples compañías de deportes de aventura que organizan rutas en las zonas de montaña. Estas empresas también proporcionan guías y equipo adicional si queremos ir más seguros, con profesionales que conocen el terreno y las rutas.

Existen diferentes modelos de raquetas adaptados al uso que le vayamos a dar (para pasear por terrenos más llanos o con más pendiente, por si queremos dar un paso más y prepararnos para alguna competición, etc.). A nivel básico, lo importante es que estén adaptadas a nuestra altura y peso, ya que unas raquetas demasiado pequeñas harán que nos hundamos en la nieve, mientras que unas demasiado grandes entorpecerán la marcha.

Si es la primera vez que las utilizáis, os tocará practicar durante unos minutos porque, a fin de cuentas, no dejan de ser un elemento extraño en nuestros pies, pero estamos seguros de que enseguida le cogeréis el tranquillo.

En cuanto a los bastones, son importantes porque nos ayudarán a estabilizar y a mantener un ritmo de caminata, mejorando el equilibrio del cuerpo en zonas de desnivel. Además, como ocurre en otros deportes, como la marcha nórdica, reducen la presión en las rodillas, tobillos y pies y nos ayudan a trabajar el tren superior del cuerpo.

Algunos consejos básicos
Aunque es un deporte sencillo, siempre deberemos tener la precaución que exige la montaña. Además de ir bien abrigado, será muy útil que contemos con una brújula para orientarnos y el teléfono con batería para poder ser localizados en caso de emergencia.

Cuando estemos en terreno de subida, hay que mantener el peso en la parte delantera del pie, presionando para fijar la raqueta. Por supuesto, tendremos especial cuidado y ralentizaremos la marcha cuando estemos ante pendientes elevadas. A la hora de bajar, mantendremos las rodillas ligeramente flexionadas, apoyaremos el peso sobre los talones y caminaremos con pasos más cortos. Sobre todo… ¡cuidado con los posibles deslizamientos!

Para terminar, os dejamos algunas recomendaciones de lugares donde podéis practicar este deporte, ya sea por vuestra cuenta o echando de mano de una empresa especializada:

• Pirineo aragonés: estación de esquí de Cerler (http://www.guiaspirineos.com/invierno.html)
• Pirineo catalán: estación de La Molina (https://www.lamolina.cat/es/invierno)
• Sistema Central: Sierra de Guadarrama (http://www.meridianoraid.com/actividades/invierno/raquetas.html)
• Sierra Nevada (http://escuelasierranevada.com/actividades/raquetas-de-nieve/)

¡Qué disfrutéis de los paisajes de montaña!

Posts relacionados

  • nieve-raquel-portada

    Consejos de cocina

    Trucos para reducir el desperdicio de alimentos

    24 junio, 2018

    Cada año se desaprovechan en el mundo más de 1.300 millones de toneladas de alimentos, el equivalente a un tercio de la producción mundial. En los países desarrollados, más del 40% de ese desperd

  • nieve-raquel-portada

    Salud

    ¡Muévete para sentirte mejor! ¿Te unes al reto NowWeMove?

    22 julio, 2015

    La Organización Mundial de la Salud estima que una cuarta parte de los europeos adultos y cuatro quintas partes de los adolescentes no son suficientemente activas. ¿Qué significa esto? Pues que no

  • nieve-raquel-portada

    Salud

    Recupera los buenos hábitos tras los excesos navideños

    13 enero, 2016

    Siete de cada diez españoles se exceden con la comida y la bebida durante las Navidades. Eso es, al menos, lo que afirma un informe elaborado por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la

Suscríbete

Recibe en tu email nuestras recetas y los mejores consejos nutricionales