Home / Salud / Es el momento de los deportes de invierno, ¿conoces sus beneficios?

En estos días, hemos empezado a ver las primeras nevadas en las zonas de montaña y algunas estaciones de esquí ya han abierto sus puertas, para alegría de los amantes de los deportes de invierno. ¿Eres uno de ellos? ¿No lo eres pero tienes curiosidad por conocer los beneficios que ofrece la práctica de estos deportes? Pues, atento, que te lo vamos a contar.

Como su propio nombre indica, estamos ante deportes estacionales que, en España, sólo podemos practicar de manera regular durante unos pocos meses al año. Ese hecho diferencial no implica que el resto del año no vayamos a hacer deporte, al contrario, como veremos, es necesario estar preparados físicamente para cuando llegue el momento de ir a la montaña y calzarnos los esquís o la tabla de snowboard.

Beneficios de la práctica de deportes de invierno

Los beneficios que ofrece la práctica de este tipo de deportes son muchos.

• En primer lugar, por regla general se practican en altura, en zonas donde la concentración de oxígeno es menor y la presión mayor. Esto obliga a nuestro cuerpo a adaptarse a las nuevas condiciones y logramos una respiración más eficiente y una mejora de la frecuencia cardiaca.
• Son deportes de invierno, por tanto, se practican cuando hace frío y, muchos de ellos, al aire libre. Las bajas temperaturas a las que sometemos al cuerpo hace que éste active los mecanismos de termorregulación, lo que provoca una quema mayor de calorías.
• Mejora del tren inferior y abdominal. Deportes como el esquí o el snowboard, donde tenemos que mantener durante mucho rato una posición flexionada hace que haya que ejercitar muchísimo la musculatura de piernas y abdomen. Por eso, es conveniente trabajar esas zonas previamente para fortalecerlas de cara al momento de subir a los esquís.
• Mejora la flexibilidad, el equilibrio y la resistencia, aspectos que podremos aplicar a nuestras actividades diarias.
• Se logra una tonificación muscular espectacular.
Liberamos estrés. Son deportes con los que se liberan grandes cargas de adrenalina, lo que se traduce, a su vez, en liberación del estrés diario.
• Nos permite estar en contacto con la naturaleza, disfrutando del aire puro.

Recomendaciones

Al mismo tiempo que os hablamos de todos sus beneficios, hay que tener en cuenta también que se trata de deportes que entrañan un cierto riesgo, aún en sus versiones más “light”. Por eso, hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones:

• Como ya hemos dicho, es conveniente una preparación física previa que nos haga llegar en las mejores condiciones a la temporada de esquí. Tenemos unos cuantos meses del año para lograrlo… ¡Aprovechémoslos!
• Hay que calentar. Como en cualquier otro deporte, los ejercicios de calentamiento resultan primordiales para poner en marcha toda la musculatura y evitar lesiones. ¡No lo olvidéis!
• Elegir el equipo adecuado. A diferencia de otros deportes, los de invierno hacen necesario proveerse de un equipo adecuado y de calidad. La ropa tiene que ser la apropiada para aguantar las bajas temperaturas; es necesario protegernos con un casco para evitar lesiones craneoencefálicas en las posibles caídas; y hay que comprobar que todas las fijaciones a esquís o tablas de snowboard son correctas. No escatiméis en gastos y, aunque se trata de equipos caros, siempre nos queda la posibilidad de alquilarlos en los centros de deportes de invierno.
• En ese sentido, son imprescindibles unas buenas gafas de sol, con protección UV. Los deportes de invierno entrañan riesgos para la vista debido a la exposición al sol en la nieve, donde los rayos ultravioletas pueden incrementarse hasta en un 80%b por su reflejo en la nieve. Si no llevamos las gafas de sol adecuadas podemos acabar con una lesión en la vista importante.
Proteger la piel igual que lo hacemos en verano en la playa o en la piscina, ya que los riesgos son iguales o, incluso, mayores, ya que a esas alturas la atmósfera nos protege menos de los rayos solares. ¡No olvidéis protección especial para los labios!
• Hay que alimentarse bien. El cuerpo va a quemar muchas calorías, así que debes mantener una alimentación equilibrada, que incluya hidratos de carbono, proteínas y grasas saludables. Por la mañana, antes de practicar estos deportes, regala a tu cuerpo un buen desayuno que incluya una buena rebanada de pan con aceite de oliva.
• ¡Dosifica! Muchas lesiones llegan cuando nuestro cuerpo está cansado y no es capaz de reaccionar bien ante un obstáculo o una pérdida de equilibrio. Cuando empieces a notar cansancio, para y recupera fuerzas.
• Si no has practicado nunca, hazlo de manera progresiva. Es mejor lograr pequeños avances evitando riesgos.

Una vez leídos estos consejos, sólo os queda elegir qué deporte de invierno vais a practicar. El esquí (en sus diferentes modalidades, de fondo, alpino, etc.) y el snowboard son los más comunes, pero existen otros, como el patinaje sobre hielo o, si te gusta el senderismo, puedes optar por un paseo con raquetas de nieve por la montaña. En este último caso, iréis acompañados de un guía y podréis disfrutar de la naturaleza de manera tranquila.

Sea cual sea vuestra elección, recordad: precaución y… ¡a disfrutar!

Posts relacionados

  • snowboard

    Salud

    ¿No estás listo para el running? Benefíciate de las caminatas

    17 diciembre, 2015

    El running está de moda. Cada vez más personas apuestan por incluir esta rutina en sus entrenamientos e, incluso, se preparan para participar en las carreras populares que tienen lugar en muchos mun

  • snowboard

    Salud

    ¿Qué ciudades de España registran los mayores índices de obesidad y sobrepeso?

    27 mayo, 2016

    Los mayores índices de obesidad y sobrepeso entre la población española se sitúan en Galicia, Asturias y Andalucía. Así lo recoge el Estudio Nutricional de la Población Española (ENPE), public

  • snowboard

    Salud

    ¿Qué alimentos son mejores para luchar contra los días fríos?

    25 noviembre, 2015

    Aunque este año el frío nos ha dado un poco más de tregua y hemos podido disfrutar de un mes de noviembre bastante cálido, al menos en sus primeros 20 días, parece que las bajas temperaturas ya s

Suscríbete

Recibe en tu email nuestras recetas y los mejores consejos nutricionales