Home / Salud / La Dieta Mediterránea reduce el riesgo de padecer disfunción eréctil y sus riesgos cardiovasculares asociados

¿Podría la Dieta Mediterránea competir con la Viagra en personas con problemas de disfunción eréctil? Parece que sí, o al menos eso es lo que afirma un estudio científico llevado a cabo en el Hospital Hippokration de la Universidad de Atenas (Grecia) por el doctor Athanasios Angelis y su equipo, que ha investigado la relación entre la Dieta Mediterránea y el riesgo de padecer disfunción eréctil.

El estudio, llevado a cabo con 75 hombres con disfunción eréctil que promediaban 56 años de edad, incluía un cuestionario sobre hábitos alimentarios, además de otras pruebas, como ultrasonidos cardiacos. Los resultados mostraron que los hombres con una puntuación más baja (20 puntos o menos, de un total de 55) en el cuestionario de hábitos dietéticos relacionados con la Dieta Mediterránea, presentaban los mayores factores de riesgo, como hipertrofia ventricular izquierda, alteración de la función diastólica y rigidez aórtica.

El problema no afecta sólo a la vida sexual de estas personas. Recientes estudios muestran, además, que la disfunción eréctil no pone en riesgo sólo la vida sexual de quienes la padecen sino que también existe una correlación directa entre este problema y las dolencias cardiacas y la muerte prematura, incluso en hombres que no cuentan con antecedentes de problemas cardiovasculares. El Dr. Athanasios Angelis, responsable de la investigación, ha asegurado que “la disfunción eréctil no es un síntoma de la edad, sino una señal que nos envía el cuerpo para decirnos que algo en nuestro sistema vascular no anda bien”. En 2013, un estudio elaborado por la Universidad Nacional de Australia estableció que cuanto mayor era el grado de disfunción eréctil, más alto era el riesgo de padecer problemas cardiacos. Es más, cuanto más joven fuese la persona con estos problemas, más pronto podría sufrir un ataque al corazón.

Y es que, a fin de cuentas, todos estos problemas están asociados a una mala salud cardiovascular, algo para lo que la Dieta Mediterránea ha resultado ser muy beneficiosa, como ya han demostrado multitud de estudios. Una dieta rica en aceite de oliva, pescado, frutas y verduras y productos de grano entero e, incluso, con un consumo moderado de vino, mejora notablemente la salud cardiovascular.

“Unos pequeños cambios en nuestra dieta puede ayudarnos muchísimo. Por ejemplo, utilizando aceite de oliva como grasa principal, que contiene ácidos grasos monoinsaturados. En ocasiones, es difícil adoptar algo si consideras que es parte de una prescripción médica pero la Dieta Mediterránea no lo es, se trata de un estilo de vida. Sólo se trata de tener cuidado con los alimentos que no son saludables y elegir los que sí lo son”, ha añadido el Dr. Angelis.

Posts relacionados

  • disfunción-portada

    Consejos de cocina

    Trucos para reducir el desperdicio de alimentos

    24 junio, 2018

    Cada año se desaprovechan en el mundo más de 1.300 millones de toneladas de alimentos, el equivalente a un tercio de la producción mundial. En los países desarrollados, más del 40% de ese desperd

  • disfunción-portada

    Salud

    Recupera los buenos hábitos tras los excesos navideños

    13 enero, 2016

    Siete de cada diez españoles se exceden con la comida y la bebida durante las Navidades. Eso es, al menos, lo que afirma un informe elaborado por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la

  • disfunción-portada

    Gastronomía

    ¡Prepara galletas con los pequeños de la casa!

    15 diciembre, 2015

    Las Navidades son una fechas muy especiales para toda la familia y, en especial, para los niños, que las viven con más intensidad. Por eso, es un momento perfecto para involucrarlos en todo lo que g

Suscríbete

Recibe en tu email nuestras recetas y los mejores consejos nutricionales