Home / Pescados y carnes / Lenguado y gallo, ¿sabes diferenciarlos?

El lenguado y el gallo son dos de las especies más famosas dentro de los llamados “pescados planos”, conocidos así por la forma de su cuerpo. Aunque a primera vista su parecido es notable, estamos ante dos variedades distintas, una de ellas más apreciada que otra. ¿Sabríais diferenciarlos?

El color y la posición de los ojos, clave para diferenciar lenguado y gallo

Lo primero que nos ayudará a saber si estamos ante un lenguado o un gallo es su color, más verdoso en el caso del lenguado y de una tonalidad más parecida a la de la arena en el caso del gallo.

Además, si nos fijamos en los ojos, veremos que los del lenguado se sitúan en el lado derecho y están un poco más separados entre ellos, mientras que los del gallo están en el lado izquierdo y más juntos.

La carne del lenguado, de mayor calidad

Nutricionalmente, ambos comparten sus principales características, es decir, un contenido graso muy realmente bajo y proteínas de alto valor biológico en comparación con otros pescados magros. Desde el punto de vista de las vitaminas, aporta ácido fólico y vitamina B6. Y en cuanto a minerales, destacan el yodo, el fósforo, el sodio, el potasio, el magnesio y el hierro.

Se trata, como decíamos, de pescados muy bajo en grasas y calorías, de ahí que sean uno de los alimentos más recomendados por dietistas en dietas hipocalóricas.

Sin embargo, desde el punto de vista de la calidad de su carne sí que existen diferencias. La del lenguado es más fina, muy blanca, de textura suave y delicada. Se trata de un pescado muy suculento, cuyo alto contenido en colágeno proporciona un toque de sabor inmejorable al paladar. Los expertos aseguran que, junto al rodaballo, es uno de los pescados planos más apreciado en cocina.

Cómo elegir los mejores ejemplares

A pesar de sus diferencias, hay algo en común entre el lenguado y el gallo: el modo en que debemos elegir los ejemplares para garantizar la máxima frescura.

En ambos casos, procuraremos que su cuerpo esté rígido y brillante, y su estómago firme. Si lo compramos en filetes, nos fijaremos en que estos sean suaves y no muestren signos de secado (señal de que llevan cortados un tiempo). Huiremos de aquellos ejemplares con olor a amoniaco.

Una vez en casa, los conservaremos en un recipiente hermético, retirando el líquido, y los consumiremos en las siguientes 24 horas.

Otros casos de alimentos que nos pueden llevar a confusión

Igual que ocurre con el lenguado y el gallo, nos encontramos con otros alimentos parecidos que, en realidad, son diferentes y que nos pueden llevar a confusión.

El mejor ejemplo es el de las fresas y los fresones, que, con la llegada de la primavera,  han hecho su aparición en los mercados. Dos frutas que, aunque puedan parecer muy similares, en realidad sus diferencias son evidentes, tanto en el tamaño, como en el color interior y, por supuesto, en el sabor, como ya os explicamos en este artículo, cuya lectura os recomendamos.

¿Te ha gustado este contenido? Déjanos tu valoración
[Total: 0 Media: 0]

Posts relacionados

  • diferencias lenguado y gallo

    Salud

    ¿Cómo son nuestros hábitos digitales en alimentación?

    20 julio, 2017

    La población española está cada vez más interesada en los temas que tengan que ver con la alimentación y parece que la tendencia se va a mantener durante los próximos años, ya que a los llamado

  • diferencias lenguado y gallo

    Consejos de cocina

    ¿Podemos congelar todos los alimentos?

    6 mayo, 2018

    La congelación es uno de los métodos de conservación más extendidos y seguros para alargar la vida de los alimentos… siempre que se haga bien. Por regla general, permite conservar los sabores y

  • diferencias lenguado y gallo

    Pescados y carnes

    ¿Qué diferencia hay entre la anchoa y el boquerón?

    10 marzo, 2019

    En un par de semanas dará comienzo la temporada de uno de los pescados azules más consumidos en nuestro país, el boquerón o anchoa. La pregunta que se hacen muchos consumidores es, ¿Estamos habla

Suscríbete

Recibe en tu email nuestras recetas y los mejores consejos nutricionales