Home / Frutas y verduras / Chirimoya, una fruta exótica y de temporada con múltiples beneficios

Presente en los mercados entre los meses de octubre y febrero, la chirimoya es una fruta exótica, con un sabor delicado y sorprendente y múltiples beneficios para el organismo. Si aún no la incluyes en tu cesta de la compra, te invitamos a que la conozcas mejor y disfrutes de ella durante el periodo invernal.

La chirimoya es originaria de América tropical y subtropical, aunque posteriormente su cultivo se extendió por Asia y por la cuenca mediterránea. En España, contamos con cultivos en la Costa Tropical de Granada y Málaga, donde incluso cuentan con una Denominación de Origen Protegida para esta fruta.

Características de la chirimoya

Las chirimoyas pueden pesar entre 200 gramos y 2 kg, dependiendo de cuál sea su variedad. Cuenta con una corteza verde que tiende a ponerse negra cuando está madura.

Es una fruta rica en carbohidratos y azúcares, pero también en vitamina C (100 g de fruta cubren el 25% de las necesidades diarias) y hierro, y aporta mucha energía. Además, tiene un alto contenido de calcio y de fibra.

La chirimoya se come, principalmente, cruda, directamente de la cáscara de la fruta, quitando las semillas negras que contiene. Sin embargo, su carne delicada y fragante también es deliciosa en sorbetes, zumos, smoothies y otras preparaciones de frutas, como mermeladas y confituras. Las variedades con carne más firme se emplean, incluso, como ingrediente en ensaladas o como acompañamiento de carnes y pescados.

Y un truco: aunque las semillas negras no son comestibles, si los trituramos y maceramos en un poco de agua, son un excelente insecticida… ¡y 100% orgánico!

Cómo elegir y conservar las chirimoyas

La chirimoya es una fruta muy delicada, que se conserva en fresco durante un periodo muy limitado de tiempo. A la hora de elegirla, nos fijaremos en su piel. La piel verde de la chirimoya se oscurece cuando madura, hasta volverse casi negra. Si la elegimos cuando está demasiado oscura, podemos encontrarnos con que la pulpa ya se ha pasado y su sabor no resulta agradable. Así pues, elegiremos aquellos ejemplares que no estén del todo verdes, pero tampoco completamente oscuros.

La textura también nos da una pista de las chirimoyas que debemos escoger. Ésta debe ser flexible, incluso ligeramente suave debajo de los dedos. Si está demasiado firme, probablemente nos tocará esperar un poco antes de poder degustarla.

Por último, como decíamos, se trata de una fruta muy frágil, sensible a los golpes, especialmente cuando ha alcanzado la madurez. Se puede conservar en el cajón de las verduras del frigorífico, pero no más de 48 horas si no queremos que se pase.

Posts relacionados

  • beneficios de la chirimoya

    Frutas y verduras

    12 frutas exóticas para llenar de color nuestra mesa

    29 mayo, 2017

    Hablar de frutas exóticas es sinónimo de sabor y color para nuestra mesa. La fruta es un alimento indispensable para llevar una vida saludable. Su aporte de vitaminas, minerales y otros nutrientes e

  • beneficios de la chirimoya

    Gastronomía

    Aceite de oliva en otoño: un complemento perfecto

    16 octubre, 2015

    Aunque lo está haciendo de manera paulatina y con temperaturas aún bastante agradables, el otoño va haciéndose presente en estos días. Con él llegan los días lluviosos y con menos luz, pero tam

  • beneficios de la chirimoya

    Gastronomía

    Castañas, un clásico del otoño para levantar el ánimo

    26 noviembre, 2017

    Si hablamos de productos de temporada otoñal, uno de los grandes protagonistas son las castañas. Asadas al fuego o como ingrediente de otros platos. Las castañas son originarias de Persia, aunque

Suscríbete

Recibe en tu email nuestras recetas y los mejores consejos nutricionales