Remedios caseros para el resfriado / constipado | Aceites La Española

Esta es una época en la que sufrimos cambios bruscos de temperatura, resguardados por la calefacción bajo techo y con frío en la calle.Esta circunstancia favorece la aparición de resfriados generalizados entre la población. Estos enfriamientos y resfriados, que vienen acompañados de molestias como irritación y dolor de garganta y tos.

Hoy os queremos dar algunos remedios caseros para luchar contra esos molestos síntomas de los resfriados, que nos ayudarán a sentirnos mejor, como por ejemplo, el aceite de oliva, un gran aliado en estos casos.

Suavizar la garganta y ayudar contra la inflamación
Las propiedades lubricantes del aceite de oliva lo convierten en un remedio muy eficaz para combatir la irritación de garganta cuando estamos resfriados. Una simple cucharada de aceite obra milagros y es capaz de calmar la tos más irritante. Si no te ves con fuerzas para tomarte una cucharada directa o si el afectado por la tos es un niño pequeño, puedes añadir azúcar al aceite de oliva hasta lograr una pasta de sabor muy agradable y con efectos inmediatos sobre el picor de garganta. Si, además, mezclas el aceite de oliva con zumo de limón y miel, habrás conseguido un jarabe natural que te ayudará a pasar el mal trago del resfriado, sobre todo si entre tus síntomas se encuentra esa tos seca tan desagradable que te irrita cada vez más la garganta.

Pero ahí no quedan sus beneficios. Los compuestos polifenólicos presentes en el aceite de oliva, como el hidroxitirosol, son un potente antioxidante que ayuda a estimular el sistema inmunológico y a reforzar nuestras defensas, permitiéndonos luchar mejor contra los resfriados y la gripe. Otro de sus componentes, el oleocantal, cuenta con propiedades antiinflamatorias, similares a las del ibuprofeno, que también pueden ayudar a terminar con el dolor de garganta.

Otros alimentos buenos para combatir resfriados
Además del aceite de oliva, hay otros alimentos que nos pueden ayudar a combatir los resfriados. Estos son algunos de ellos:

Frutas ricas en vitamina C: aunque parece ser que no previene los catarros, como se ha venido diciendo durante mucho tiempo, sus propiedades sí que podrían reducir la incidencia de los síntomas y acortar la duración de las molestias. Además, teniendo en cuenta que frutas como la granada, las naranjas, las mandarinas o los kiwis están muy buenos, no perdemos nada probando, ¿verdad?

Ajo: eso sí, tomado en crudo. El ajo tiene propiedades antibióticas naturales, es muy bueno para combatir infecciones respiratorias y las molestias de la tos.

Cebolla: sus propiedades son como las del ajo solo que, en este caso, no las pierde cuando la cocinamos, así que… ¡vamos a incluir sofritos en todos nuestros platos!

Infusiones: las infusiones calientes, sobre todo la manzanilla, también nos ayudan a combatir los resfriados, a calmar la irritación de garganta y a terminar con la tos.

Siguiendo estos consejos… ¡los resfriados no podrán con nosotros este invierno!

Discussion — No responses