Croquetas de setas Spanish ¿Te has cansado de utilizar siempre jamón para las croquetas? Pues aquí tenemos unas croquetas de setas que son la alternativa perfecta para esta sens

Croquetas de setas

Croquetas de setas

4 Personas /
50 00:00:50 min

Ingredientes

Ingredientes para 4 comensales:

Ingrediente para la fritura:
Aceite de oliva suave
Pan rallado
1 Huevo

Ingredientes para la masa:
1 cebolla
2 huevos
250 gr setas
2 vasos de leche
2 cucharadas de harina de trigo
Aceite de oliva virgen
Sal al gusto

Preparación

¿Te has cansado de utilizar siempre jamón para las croquetas? Pues aquí tenemos unas croquetas de setas que son la alternativa perfecta para esta sensación de que siempre cocinamos lo mismo. Además, las setas y su sabor tan peculiar cambiarán por completo el concepto que tenemos del sabor de una croqueta.
1. Es realmente importante limpiar bien las setas y quitarles toda la tierra que puedan traer, de lo contrario puede ser muy desagradable. Cuando las tengamos listas, las cortamos en trozos muy pequeños las colocamos en un bol.
2. Ponemos una sartén en el fuego con un chorrito de aceite de oliva virgen. Cuando esté bien caliente, echamos la cebolla en él y dejamos que se poche. Cuando empiece a estar doradita, echamos las setas en la sartén con un poco de sal al gusto y subimos un poquito el fuego para que no se cuezan con el agua que sueltan. Cuando las setas estén blanditas, apagamos el fuego y las reservamos.
3. Ponemos una cacerola grande en el fuego y echamos en el ella las setas con la cebolla y todo el aceite que llevan. Poniendo el fuego muy bajito, echamos la harina en la cacerola y la removemos para que no se queme.
4. Cuando la harina vaya cogiendo color, echamos la leche poco a poco al mismo tiempo que pasamos la batidora eléctrica para que se vaya haciendo la bechamel. Cuando tengamos una salsa bastante consistente (para las croquetas es necesario que la bechamel quede más sólida), echamos la sal al gusto, la removemos y la dejamos enfriar.
5. Con la masa fría, ya podemos darle forma a las croquetas. Para ello, vamos a coger pequeñas porciones de bechamel y las vamos a amasar con las manos dándoles la típica forma de una croqueta (o la que más nos guste dependiendo de cada uno).
6. Cuando ya tenemos todas las croquetas listas, las pasamos por un plato con un huevo batido y, a continuación, por uno con pan rallado (si es pan rallado casero, la receta sale mejor).
7. Una vez listas todas las croquetas, las freímos en una sartén con aceite de oliva suave muy caliente y, cuando coja el tono doradito, las sacamos dejándolas escurrir en un plato con papel absorbente.

Suscríbete

Disfruta con nuestras recetas, ofertas, vídeos, juegos y promociones