Wok de verduras con arroz y pollo

Ingredientes

Ingredientes para 2 comensales:

Preparación

Cuando pensamos en un wok, en muchas ocasiones lo asociamos a los restaurantes de buffet libre en los que podemos comer hasta reventar y que, de vez en cuando, nuestro estómago lo agradece. Pues este wok de verduras con arroz y pollo es más saludable que el que podamos encontrar en cualquier restaurante de este tipo, pero deja igual de saciado.

1. Para empezar a hacer este wok, vamos a colocar una cacerola en el fuego con agua, media cucharada de aceite de oliva virgen extra y un poco de sal al gusto. Cuando esté hirviendo, echamos el arroz y lo dejamos cocer hasta que esté al dente. Entonces, lo colamos y lo pasamos por un chorrito de agua fría para que se corte la cocción. Lo escurrimos bien y lo reservamos para más adelante.

Si nos gusta más hacer el arroz de tal forma que vaya consumiendo todo el agua, también es una buena opción pero, entonces, tenemos que controlar bien las medidas de agua en función del arroz.

2. Lavamos el pimiento rojo, la cebolla, la zanahoria, el calabacín y las judías verdes, es decir, todas las verduras, y las que queramos las pelamos (no recomendamos pelar las que no sean necesarias para no perder muchos nutrientes). Cuando estén listas, las cortamos en trozos a nuestro gusto siempre y cuando sean finitos para que se hagan más rápido.

3. Ponemos el wok a fuego medio y echamos en él aceite de oliva virgen extra. Cuando esté caliente, echamos el calabacín dejándolo sofreírse. Cuando empiece a estar blandito, echamos el pimiento, la zanahoria y la cebolla a la vez removiéndolos un poco.

4. Ahora vamos a echar las judías verdes y las dejamos hasta que estén tiernas. Entonces, cortamos el pollo en trozos pequeńos y lo echamos en el wok para que se haga con todas las verduras.

5. Cuando el pollo va estando dorado, echamos los champińones junto con la sal al gusto, y dejamos un margen de 10 minutos antes de echar el arroz.

6. Con todas las verduras tiernas y el pollo hecho, ya podemos ańadir el arroz al wok y dejarlos freírse un poquito para que coja el sabor de todos los condimentos.

Antes de servir el arroz, lo corregimos de sal por si tuviéramos que echar un poquito más.
 

¿Te ha gustado este contenido? Déjanos tu valoración
[Total: 2 Media: 5]

recetas relacionadas

NULL

Cordero asado con tomatitos

Gazpacho de mango

Sesos rebozados

Ensalada de pasta con rosbif de atún

Ensalada de pasta con rosbif de atún

Suscríbete

Recibe en tu email nuestras recetas y los mejores consejos nutricionales