Tostada de pan con remolacha y queso

Tostada de pan con remolacha y queso

7 Personas /
50 min

Ingredientes

Ingredientes para 7 comensales:

Ingredientes para la masa:
300 gr de harina de fuerza
10 gr de levadura fresca
150 ml de agua tibia
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal al gusto

Ingredientes para la salsa de remolacha:
100 gr de queso batido
150 gr de remolacha cocida
1 cucharadita de miel
2 huevos
Sésamo tostado
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
Sal al gusto

Preparación

Esta tostada de pan con remolacha y queso está pensada para un aperitivo en el que te apetezca salirte de lo normal sin llegar a complicarte mucho. La remolacha, con su inconfundible color, atrae muchísimo a los ojos y, también, al paladar. Lo que está claro es que te va a quedar una tostada muy llamativa, incluso te puede servir para una cena navideña.
1. Vamos a empezar por hacer la masa del pan y para ello ponemos la harina en un bol colocándola de tal forma que quede un hueco en el medio. En ese hueco echamos la levadura fresca, que previamente diluimos en el agua tibia, junto con las 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y la sal al gusto. Mezclamos todos los ingredientes amasándolos bien y, cuando consigamos tener una masa consistente, la sacamos a una superficie enharinada para trabajarla mejor.
2. Cuando tengamos una masa que no se pegue a nuestras manos, la colocamos de nuevo en forma de bola en el bol y la dejamos tapada con un paño húmedo reposando durante una hora para que doble su volumen.
3. Pasada la hora, sacamos la masa del bol y, en la misma superficie enharinada, le damos la forma que queramos y la metemos en el horno. El horno debe estar a 200º y la masa de pan debe estar un mínimo de 30 minutos dependiendo de su grosor. Cuando esté lista, la sacamos y esperamos unos minutos antes de cortarla en rodajas.
4. Para hacer la salsa, en un bol machacamos la remolacha con 2 huevos muy picaditos y el queso batido. Cuando estos ingredientes estén integrados, añadimos la cucharadita de miel junto con el sésamo tostado, una cucharada de aceite de oliva virgen extra y la sal al gusto. Cuando tengamos todos los ingredientes integrados, ya tenemos la salsa de remolacha lista.
Para servir este aperitivo, podemos tostar el pan en rebanas y colocar la salsa de remolacha en un cuenco aparte para que cada uno se sirva lo que le apetece.

Suscríbete

Disfruta con nuestras recetas, ofertas, vídeos, juegos y promociones