Pudín de salmón con mayonesa de calabacín Spanish La verdad es que los pudin salados son muy cómodos porque, no solo son fáciles de hacer, sino que se conservan en la nevera unos pocos días más con un

Pudín de salmón con mayonesa de calabacín

Pudín de salmón con mayonesa de calabacín

3 Personas /
30 00:00:30 min

Ingredientes

Ingredientes para 3 comensales:

300 gr de salmón limpio
1 puerro
2 zanahorias
1/2 calabacín
3 tomates medianos
2 claras de huevo
300 ml de leche
Aceite de oliva virgen
Sal y pimienta al gusto

Preparación

La verdad es que los pudin salados son muy cómodos porque, no solo son fáciles de hacer, sino que se conservan en la nevera unos pocos días más con un sabor exquisito. Es el ejemplo de estos pudin de salmón con mayonesa de calabacín, que conservando el pastel por un lado y la salsa por otro, tienes almuerzo para dos días más.
1.Preparamos una cacerola en el fuego con un chorro de aceite de oliva virgen y, cuando esté caliente, echamos el puerro, el medio calabacín y las zanahorias, todo ello muy picadito.
2. Cuando la verdura va tomando color, echamos los tomates, previamente pelados y picaditos, y salpimentamos todo al gusto. Dejamos que se cueza a fuego medio hasta que los sabores se hayan entremezclado bien.
3. Pasados 10 minutos, echamos la leche en la cacerola y dejamos que cueza toda la mezcla durante 10 minutos más. Entonces, unificamos los ingredientes con ayuda de una batidora eléctrica.
4. En el vaso de la batidora tenemos las claras de huevo y, junto con unas gotas de limón y un poquito de sal, las montamos a punto de nieve. Una vez listas, las echamos en la cacerola con el salmón y las mezclamos.
5. Echamos la masa del pudín en un molde forrado con papel para hornear y, con el horno precalentado a 180º, dejamos el pudín un mínimo de 30 minutos cociéndose. Para decidir sacarlo del horno, lo mejor es utilizar la técnica del bizcocho: pinchamos el pudín con un cuchillo de hoja lis y, si sale limpio, está listo para enfriarse.
Se recomienda acompañar este pudín de salmón con mayonesa o salsa rosa, dejándolo enfriar previamente e, incluso, dejándolo un tiempo en la nevera antes de comerlo.

Suscríbete

Disfruta con nuestras recetas, ofertas, vídeos, juegos y promociones