Pizza margarita

Pizza margarita

5 Personas /
30 min

Ingredientes

Ingredientes para 5 comensales:

Ingredientes para la masa:
200 gr de harina
1 cucharadita de sal
150 ml de agua caliente
1 cucharadita de levadura en polvo
1 cucharada de aceite de oliva virgen
Papel para hornear

50 gr de tomates cherry
100 gr de tomate frito
4 cucharadas de aceite de oliva virgen
250 gr de queso mozzarella rallado
2 cucharadas de queso parmesano rallado
Albahaca fresca

Preparación

Actualmente, la margarita es el tipo de pizza napolitana que más gusta en la ciudad de Nápoles y es considerada como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, algo que hace muy felices a los habitantes de esta ciudad, que bien merecido lo tienen. Pero si tú no vives allí y no puedes disfrutar de la auténtica masa, siempre puedes hacer esta pizza margarita en casa, inspirada en la receta original, para calmar la gula hasta que puedas viajar allí y probarla.
1. Empezamos a hacer esta pizza margarita preparando la masa. Echamos la harina en un bol tamizándola y la colocamos en forma de corona. En el medio de la corona echamos la levadura, que previamente hemos disuelto en el agua, junto con la cucharadita de sal y la cucharada de aceite de oliva virgen. Mezclamos todos los ingredientes y , cuando tengamos una masa consistente, la ponemos en una encimera con harina.
2. Ayudándonos con el rodillo y con nuestras manos, vamos amasando la masa hasta que conseguir que no se quede pegada a los dedos. Entonces, hacemos una bola con ella y la ponemos de vuelta en el bol tapada con un trapo húmedo para que leude.
3. Pasada una hora más o menos, que ya tendremos la masa leudada, la sacamos del bol y la ponemos de nuevo en la encimera enharinada. Volvemos a trabajarla y, con ayuda del rodillo, le damos forma de pizza. Cuando esté lista, la colocamos sobre la bandeja del horno forrada con papel para hornear, y la dejamos reposar.
4. Ahora que ya tenemos la masa de la pizza margarita preparada, podemos colocar todos los ingredientes sobre ella. Empezamos por bañarla con las cucharadas de aceite de oliva virgen y, encima de éste, el tomate frito.
5. Ahora esparcimos el queso mozzarella por toda la superficie junto con las dos cucharadas de queso parmesano.
6. Por último, cortamos los tomates cherry por la mitad y los repartimos por la pizza junto con la albahaca fresca.
7. Con el horno precalentado a 180º, metemos la pizza entre 15 y 20 minutos controlando que la masa quede crujiente y que el queso se funda completamente y, si nos gusta, que se dore un poco.

Suscríbete

Disfruta con nuestras recetas, ofertas, vídeos, juegos y promociones