Pizza con tomate, albahaca y mozzarella Spanish En España tenemos la falsa creencia de que las pizzas tienen que tener muchos ingredientes para que sean mejores, como si fuera algo muy banal cocinar

Pizza con tomate, albahaca y mozzarella

Pizza con tomate, albahaca y mozzarella

4 Personas /
75 00:00:75 min

Ingredientes

Ingredientes para 4 comensales:

250 gr de harina
Albahaca fresca
15 ml de aceite oliva virgen extra
6 gr de levadura fresca
125 ml de agua tibia
2 tomates
Mozzarella
Aceite de oliva virgen
Sal al gusto
Papel para hornear

Preparación

En España tenemos la falsa creencia de que las pizzas tienen que tener muchos ingredientes para que sean mejores, como si fuera algo muy banal cocinar una pizza que lleve tres ingredientes. Pues bien, esta pizza con tomate, albahaca y mozzarella solo tiene tres ingredientes y es la pizza que más gusta en Nápoles. Quizás deberíamos empeza a pensar que lo bueno está en la sencillez, ¿no?
1. Comenzamos haciendo la masa de la pizza y, para ello, colocamos la harina tamizándola en un bol amplio. La esparcimos de tal manera que dejemos hecha la forma de un volcán y, en el medio, echamos la levadura fresca, que previamente habremos disuelto en el agua tibia, el aceite de oliva virgen extra y la sal al gusto. Mezclamos todos los ingredientes amasando con las manos en integrándolos y, cuando tengamos una masa consistente, la colocamos en una superficie plana enharinada.
2. En esta superficie continuamos trabajando la masa de la pizza para que todos los ingredientes queden unidos. Cuando consigamos que no se quede pegada a los dedos, le damos forma de una bola y la colocamos en el bol tapada con un trapo húmedo para que doble su volumen (tardará una hora más o menos).
3. Pasada la hora, sacamos del bol la masa poniéndola de nuevo en la superficie enharinada, y la amasamos un poco más para darla la forma de pizza (necesitamos un rodillo o algo que haga de rodillo).
4. Ahora que ya tenemos la masa de la pizza lista, solo tenemos que poner la cobertura. Para ello, escaldamos los tomates en una cacerola con agua hirviendo y un poco de sal al gusto. Los pelamos y, en una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen, los sofreímos. Cuando estén listos, los hacemos puré y cubrimos la masa de la pizza con ello.
5. Por último, ponemos la mozzarella y la albahaca fresca por encima de la salsa de tomate.
6. Con el horno precalentado a 180º, metemos la pizza, que la habremos puesto en una bandeja con papel para hornear, entre 15 y 20 minutos vigilando que el queso quede en su punto.

Suscríbete

Disfruta con nuestras recetas, ofertas, vídeos, juegos y promociones