Pizza con sardinas y cebolla caramelizada

Pizza con sardinas y cebolla caramelizada

6 Personas /
75 min

Ingredientes

Ingredientes para 6 comensales:

Ingredientes para la masa:
25 gr de levadura fresca
250 gr de harina
2 cucharadas de aceite de oliva virgen
1/2 cucharada de sal
1 vaso de agua
Papel para hornear

Ingredientes para la cobertura:
1 bote de salsa de tomate frito
2 cebollas medianas
300 gr queso mozzarella
1 lata de sardinas en aceite de oliva
1 cucharada de azúcar
1 lata de aceitunas verdes
2 cucharadas de aceite de oliva virgen
Sal al gusto

Preparación

A muchas personas les resulta muy fuerte el sabor de las sardinas y no las quieren ver en ningún plato que vayan a comer. A otras personas, en cambio, les encantan. Si tienes una reunión con amigos amantes de las sardinas, puedes hacer esta pizza con sardinas y cebolla caramelizada, potente para el paladar y muy fácil de cocinar.
1. Para comenzar, y si es unas horas antes mejor, hacemos la masa de la pizza. Para ello, diluimos la levadura en agua tibia antes de incorporarla al resto de ingredientes. Colocamos la harina en un bol dejando un hueco en el centro en el que echamos el aceite de oliva virgen y la sal. Además, echamos la levadura disuelta y mezclamos poco a poco todos los ingredientes con las manos hasta obtener una masa uniforme (incorporamos agua si lo necesitamos). Entonces, la dejamos reposar tapada con un trapo húmedo durante, al menos, una hora.
2. Una vez está lista la masa de la pizza, le damos la forma que queramos dejándola más fina o más gruesa, y la colocamos en la bandeja del horno con papel de hornear colocado. Entonces, metemos la masa a hornear a 180º durante 10 minutos.
3. Para cocinar la cebolla caramelizada necesitamos cortar ésta en juliana o troceada, como más nos guste. Echamos aceite de oliva virgen en una sartén y, cuando esté caliente, incorporamos la cebolla junto con la sal al gusto. Cuando esté pochadita, echamos el azúcar a la sartén y lo mezclamos bien con la cebolla hasta que se caramelice.
4. Por último, echamos la salsa de tomate por encima de la masa de la pizza y colocamos a nuestro antojo la mozzarella, las sardinas y las aceitunas verdes cortadas en rodajas.
5. Una vez que la pizza está montada, la metemos en el horno de nuevo, esta vez a 160º para que las sardinas no se doren demasiado y la dejamos entre 10 y 15 minutos.

Suscríbete

Disfruta con nuestras recetas, ofertas, vídeos, juegos y promociones