Pimientos asados Spanish Si vas a hacer filetes de cualquier tipo de carne o un pescado al horno, estos pimientos asados te vienen de maravilla para acompañar. No olvides echa

Pimientos asados

Pimientos asados

6 Personas /
75 00:00:75 min

Ingredientes

Ingredientes para 6 comensales:

4 tomates
1 cebolla
3 pimientos verdes
3 pimientos rojos
Vinagre
Aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta al gusto

Preparación

Si vas a hacer filetes de cualquier tipo de carne o un pescado al horno, estos pimientos asados te vienen de maravilla para acompañar. No olvides echar bastante aceite de oliva virgen extra ya que, de esa manera, conseguirás el sabor y la textura perfectas.
Lo primero de todo es acordarse de abrir las ventanas un poco cuando estemos asando los pimientos en el horno porque el olor se esparce por toda la casa.
1. Empezamos por lavar bien los pimientos y los tomates para quitarles todas las impurezas. Entonces, los escurrimos y los reservamos.
2. Para esta receta lo mejor es forrar la bandeja del horno con papel de plata y colocar en ella los pimientos y los tomates. Además, si nos gusta, podemos poner la cebolla entera en la bandeja con el pimiento y el tomate, aunque también se puede comer cruda.
3. Con el horno precalentado a 200º, metemos los pimientos, los tomates y la cebolla a asar en el horno colocando la bandeja lo más baja que podamos.
4. Cuando vayan cogiendo color por un lado, sacamos la bandeja del horno y les damos la vuelta para que se asen por el otro.
5. Cuando los pimientos, los tomates y la cebolla están dorados por todos lados, sacamos la bandeja del horno y dejamos que se enfríen al aire libre (es importante que se enfríen bien para que sea fácil pelarlos, así que los dejaremos el tiempo que sea necesario.
6. Con las verduras ya frías, las pelamos utilizando las manos, que es la manera más fácil más allá de un cuchillo o cualquier tipo de pelador. Quitamos la piel a los pimientos y vamos haciendo tiras con ellos. Lo mismo hacemos en el tomate y la cebolla, que se manejan con facilidad con las manos.
7. Colocamos toda la verduras en una fuente y la aderezamos con un toque de vinagre al gusto, bastante cantidad de aceite de oliva virgen extra y la sal al gusto.
Recomendamos servir los pimientos asados cuando estén fresquitos después de estar un tiempo en la nevera, que es como más ricos están.

Suscríbete

Disfruta con nuestras recetas, ofertas, vídeos, juegos y promociones