Pasta fresca casera

Pasta fresca casera

4 Personas /
15 min

Ingredientes

Ingredientes para 4 comensales:

5 huevos
500 gr de harina
5 cucharaditas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de sal

Preparación

Es cierto que, hoy en día, podemos encontrar pasta de mucha calidad en el mercado. Pero, ¿por qué no hacerla nosotros mismos de vez en cuando? Comer pasta fresca casera cocinada con cualquier tipo de salsa que se te ocurra no tiene ni punto de comparación a tomar pasta industrial y, además, puedes escoger hacer cualquier tipo de pasta que te guste. Son todo ventajas, ¿no?
1. Vamos a utilizar un bol amplio en el que podamos trabajar bien los ingredientes ya que, uno de los secretos de hacer la pasta casera es, precisamente, que todos sus componentes estén bien integrados. En el bol que hayamos elegido echamos la harina mezclada con la sal, y la repartimos de tal forma que quede un hueco en el centro.
2. En este hueco del centro vamos a echar el aceite de oliva virgen extra y lo mezclamos con la harina integrándolo bien. Entonces, echamos los 5 huevos sin batir, y los mezclamos con el resto de los ingredientes.
3. Como pretender que todos los ingredientes se integren va a ser muy difícil en el bol, cuando tengamos una masa consistente la colocamos en una superficie que previamente habremos untado con harina.
4. Con la manos, formamos una bola con la masa y la dejamos reposar 10 minutos. Entonces, podemos continuar trabajando con ella hasta que no queden grumos y sea una masa lo menos pegajosa posible.
5. Cuando ya tenemos la masa de la pasta lista según las indicaciones de cómo debe quedar, empezamos a darle la forma que más nos guste según todas las variaciones de pasta que tenemos. Al ser pasta hecha a mano, no va a quedar uniforme, es decir, se va a notar que la forma está creada por nosotros mismos y ese es parte de su encanto.
Al igual que una pasta industrial normal, nuestra pasta casera se puede aderezar con lo que más nos guste pero, a la hora de cocerla, tenemos que recordar que es una cocción de tres minutos. Es decir, cuando el agua esté hirviendo, metemos la pasta con un poquito de sal al gusto y la cocemos tres minutos, no más.

Suscríbete

Disfruta con nuestras recetas, ofertas, vídeos, juegos y promociones