Paletillas de cordero al horno Spanish Cuando tenemos muchos invitados a comer necesitamos cocinar recetas que, a pesar del tiempo que impliquen, nos den la suficiente confianza como para s

Paletillas de cordero al horno

Paletillas de cordero al horno

8 Personas /
75 00:00:75 min

Ingredientes

Ingredientes para 8 comensales:

800 gr de paletillas de cordero
2 cucharas grandes de piñones2 pastillas de caldo
1 lata de cerveza
Limón
4 patatas
4 tomates
4 zanahorias
4 dientes de ajo
Hierbas
Aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta al gusto

Preparación

Cuando tenemos muchos invitados a comer necesitamos cocinar recetas que, a pesar del tiempo que impliquen, nos den la suficiente confianza como para saber que el resultado va a ser positivo. Por lo que, estas paletillas de cordero al horno son una recomendación en caso de que necesitemos saber que va a quedar una comida rica y en su punto.
1. Para empezar, vamos a pelar las patatas y los tomates, y cortarlos en rodajas. También, vamos a limpiar las paletillas de cordero frotando un poco de limón y salpimentándolas al gusto.
2. Colocamos las patatas y los tomates en una fuente con un poco de sal y pimienta al gusto, y encima ponemos las paletillas de cordero. Además, echamos los piñones, los ajos cortados en láminas y las zanahorias peladas pero enteras.
3. Disolvemos las pastillas de caldo en un poco de agua y echamos el caldo resultante por encima de las paletillas junto con chorrito de aceite de oliva virgen extra.
4. Ahora regamos las paletillas con la cerveza y, con el horno precalentado a 180º solo por la parte de abajo, metemos la fuente y la dejamos 30 minutos.
5. Pasada la media hora, sacamos la fuente del horno y le damos la vuelta a las paletillas para que se doren también por debajo y no se queden secas, y las dejamos 30 minutos más.
6. Cuando haya pasado esta media hora, sacamos la fuente del horno y regamos las paletillas con el propio jugo. Entonces, bajamos la temperatura del horno a 100º y dejamos que las paletillas de cordero se sigan haciendo durante media hora más.
Cuando vayamos a servirlo, lo hacemos por separado para que cada persona se sirva la cantidad que realmente quiera y pueda disfrutar del sabor del cordero sin condimentos.

Suscríbete

Disfruta con nuestras recetas, ofertas, vídeos, juegos y promociones