Mejillones con bechamel

Mejillones con bechamel

6 Personas /
45 min


Ingredientes

Ingredientes para 6 comensales:

1 kg de mejillones
1 pimiento verde
2 dientes de ajo
1 cebolla
Perejil
Tabasco
Pan rallado
Aceite de oliva virgen
Sal y pimienta al gusto

Ingredientes para la bechamel:
500 ml leche
30 gr de harina
40 gr de mantequilla
Nuez moscada
Sal al gusto

Preparación

Estos mejillones con bechamel son una combinación perfecta y, lo mejor, es que se aprovecha al máximo lo que el mejillón, por su forma y sabor, nos aporta en la cocina. Además, es un plato consistente, por lo que puedes servirlo como un segundo y tus invitados se quedarán completamente saciados.
1. Tenemos que empezar lavando y raspando los mejillones para quitarles las impurezas. Es importante que queden limpios antes de meterlos en una olla con agua hirviendo y una hoja de laurel. Cuando se hayan abierto, los escurrimos y los dejamos enfriar antes de separar la carne de las cáscaras, reservando ambas partes.
2. Cortamos la cebolla, el pimiento, el perejil y los ajos, y lo trituramos todo junto.
3. En una sartén con aceite de oliva virgen muy caliente, sofreímos el triturado de las verduras dejando que queden muy pochadas. Entonces, añadimos a la sartén los mejillones, los cuales hemos picado previamente.
4. Removemos las verduras con los mejillones, y lo dejamos cocer todo junto durante 5 minutos. Entonces apagamos el fuego y lo reservamos.
5. Ahora vamos a preparar la bechamel, y para ello necesitamos una cacerola grande en la que echar la mantequilla y dejar que se derrita en el fuego. Cuando esté lista, echamos la harina a la cacerola sin dejar de remover para que no se queme. Cuando esté tostada, empezamos a añadir la leche a la par que vamos pasando la batidora eléctrica para que se integre con la harinas. Cuando consigamos tener una salsa bechamel consistente y sin grumos, la condimentamos con la nuez moscada, la pimienta y un poco de sal, y la retiramos del fuego.
6. Una vez tenemos la salsa hecha, la mezclamos con el triturado de mejillones y verduras. Lo removemos bien para que todos los ingredientes se integren y lo probamos de sal. Entonces, tapamos la cacerola y la dejamos enfriar en la nevera durante 4 horas.
7. Pasado este tiempo, rellenamos las conchas de los mejillones hasta el borde, y las rebozamos en huevo bien batido y pan rallado.
8. Cuando tengamos todas las conchas rebozadas, echamos aceite de oliva virgen en una sartén y las freímos hasta que queden doradas. Entonces, las sacamos a un plato con papel absorbente antes de servirlas.

Suscríbete

Disfruta con nuestras recetas, ofertas, vídeos, juegos y promociones