Croquetas de pollo y jamón

Croquetas de pollo y jamón

6 Personas /
30 min

Ingredientes

Ingredientes para 6 comensales:

1 cebolla
500 ml de leche
200 gr de pollo
100 gr de carne de jamón
75 gr de harina de trigo
Pan rallado
1 huevo
Aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta al gusto

Preparación

¿Está bien mezclar pollo con jamón? Prueba estas croquetas de pollo y jamón y obtendrás una respuesta positiva inmediatamente. Si el día anterior comiste cocido y te sobró pollo y jamón, no dudes en aprovecharlo para hacer estas croquetas. Entre cocido un día y croquetas el siguiente, vas a cogerle el gusto a esto de aprovechar las sobras de una manera ingeniosa y deliciosa.
1. Empezamos por pelar y cortar la cebolla lo más picada posible. Cuando esté lista, ponemos una cacerola en el fuego con aceite de oliva virgen extra y, cuando esté caliente, echamos la cebolla y la dejamos pochar con un poco de sal al gusto. Cuando esté dorada, echamos la carne de pollo y la carne de jamón para que se sofrían (ambas carnes tienen que estar muy picaditas, como la carne machada).
2. Ahora que la carne ya está lista, echamos la harina sin dejar de removerla y bajamos el fuego para que no se queme. A continuación, echamos la leche en la cacerola a la vez que vamos batiendo todo con la batidora eléctrica. Es importante pasar la batidora lentamente e intentando que no queden grumos, por lo que vamos a tomarnos nuestro tiempo.
3. Cuando consigamos tener una bechamel consistente, añadimos la sal y la pimienta al gusto removiendo bien para que coja el gusto. Entonces, apagamos el fuego y dejamos que la bechamel se enfríe metida en la nevera tapada con un papel transparente.
4. Cuando la bechamel ya esté dura, es cuando podemos empezar a dar forma a nuestras croquetas. Para ello, vamos a seguir la forma más común que es utilizar las manos para coger pequeñas porciones de masa y darles la forma típica de una croqueta, y así hasta acabar con la masa.
5. Cuando ya tenemos todas las croquetas preparadas, las vamos a pasar por un plato con huevo batido y, a continuación, por otro en el que haya pan rallado.
6. Por último, colocamos una sartén en el fuego con abundante aceite de oliva virgen extra (también podemos utilizar aceite de oliva suave para freír) y freímos las croquetas hasta dejarlas doraditas. Entonces, las sacamos a un plato con papel absorbente para que suelten el exceso de aceite y, tras 5 minutos, ya podemos servirlas.

Suscríbete

Disfruta con nuestras recetas, ofertas, vídeos, juegos y promociones