Crepes dulces

Crepes dulces

6 Personas /
30 min

Ingredientes

Ingredientes para 6 comensales:

250 gr de harina
1/2 l de leche
4 huevos
1 cucharadita de sal
2 cucharadas de azúcar de vainilla
1 cucharada de ron
1 cucharada de aceite de oliva virgen
Mantequilla

Preparación

Cuando terminamos de cenar y nos damos cuenta de que no tenemos pan para desayunar al día siguiente? ¡los crepes dulces son nuestra solución! Podemos dejar hecha la masa esa misma noche y al despertar estará igual de rica que si fuera recién hecha. Eso sí, no hay que olvidarse de dejarla en la nevera.
1. Para estos crepes queden ricos de verdad, tenemos que ser muy delicados a la hora de hacer la masa, así que vamos a tomarnos nuestro tiempo. Tamizamos la harina sobre un bol amplio para que sea más fácil integrarla con el resto de ingredientes. En este bol echamos la leche y los huevos, y empezamos a mezclarlo con la harina utilizando unas varillas o la batidora eléctrica.
2. Ahora echamos la cucharadita de sal, las dos cucharadas de azúcar avainillado, la cucharada de ron y la cucharada de aceite de oliva virgen. Seguimos mezclando todos los ingredientes evitando que queden grumos. Por último, añadimos la mantequilla, que previamente habremos derretido para que se integre bien con el resto de ingredientes.
3. Cuando tenemos la masa de los crepes lista, elegimos una sartén en función del tamaño que queramos que tengan (normalmente, un tamaño media está bien para que no se rompan si los hacemos muy finitos.
4. Ponemos un poquito más de mantequilla en la sartén y dejamos que se derrita. Cuando esté lista, echamos un cucharón de masa en ella. Tenemos que tener cuidado con la cantidad de masa que echamos en función de cómo queremos que queden nuestros crepes. Si nos gustan más finos, echaremos menos; si nos gustan más gruesos, echaremos más masa. También tenemos que tener en cuenta que, si no somos expertos, cuando hace crepes muy finos es más fácil que se rompan, así que tenemos que tener cuidado.
5. Cuando el crepe esté dorado por un lado, le damos la vuelta con la ayuda de una espumadera y dejamos que se dore por el otro. Vamos repitiendo el proceso hasta que todo el mundo tenga un crepe, al menos, que repetiremos seguro.
Estos crepes dulces admiten todo tipo de condimentos, incluso salados, a la hora de servirlos.

Suscríbete

Disfruta con nuestras recetas, ofertas, vídeos, juegos y promociones