Canelones de pollo

Canelones de pollo

6 Personas /
50 min

Ingredientes

Ingredientes para 6 comensales:

Para el relleno:
2 paquetes de pasta de canelones de 12 unidades cada uno
400 gr de carne picada de pollo
1 l de caldo de pollo
250 ml de tomate frito
1/2 cebolla
Aceite de oliva virgen
Queso parmesano rallado
Orégano, nuez moscada y sal al gusto

Para la bechamel:
1 l de leche
Aceite de oliva virgen
4 cucharadas de maicena
3 cucharadas de harina
Sal y nuez moscada al gusto

Preparación

Estos canelones de pollo son la receta perfecta para una comilona de fin de semana con la familia, de esas que incluyen un buen postre y una buena siesta. Además, puedes prepararlos como plato único junto a un buen aperitivo y te ahorras mucho tiempo.

1. Ponemos la pasta de los canelones a hervir en una cacerola con agua en abuncia hasta que estén al dente. Una vez listos, los sacamos del agua con una espumadera para que no se rompan pero a la vez escurran, y los dejamos en un paño limpio para que se sequen.
2. Preparamos la cebolla cortándola en trocitos muy pequeños mientras dejamos que la sartén se caliente en el fuego con un chorro de aceite de oliva virgen. Una vez listo el aceite, echamos la cebolla y la dejamos sofreírse hasta que se poche.
3. Cuando tengamos la cebolla doradita al gusto, echamos la carne picada de pollo y lo mezclamos bien para que coja sabor. A la vez, y según se vaya consumiendo, vamos añadiendo el caldo de pollo. Además, la aliñamos con la sal, la pimienta y la nuez moscada al gusto de cada uno.
4. Cuando la carne esté bien hecha, echamos el tomate frito junto con un par de cucharadas de queso parmesano y le damos vueltas con una pala de madera para mezclar bien todos los ingredientes.
5. Ahora vamos a montar los canelones, para lo que necesitamos ser muy cuidadosos porque la pasta se rompe con facilidad. Para ello, ponemos un poco de relleno en cada placa de canelón, la enrollamos y la pasamos a una bandeja lo suficientemente grande para que quepan todos.
6. Para hacer la bechamel, ponemos una cacerola grande en el fuego con un chorro de aceite de oliva virgen. Cuando esté caliente, echamos la maicena.
7. Una vez disuelta la maicena, añadimos la harina y removemos bien para que ambas formen una sola pasta.
8. Entonces, comenzamos a echar la leche a la vez que vamos batiendo (se aconseja hacer la bechamel con una batidora eléctrica), hasta conseguir una textura que no sea ni muy líquida, ni muy sólida.
9. No nos olvidemos de aliñar al gusto la bechamel con la sal y la nuez moscada a nuestro gusto.
10. Una vez lista la bechamel, bañamos bien los canelones con ella, espolvoreamos queso rallado y los metemos al horno durante 25 minutos a una temperatura de 160º. ¡No olvidemos gratinarlos los últimos 5 minutos!

Suscríbete

Disfruta con nuestras recetas, ofertas, vídeos, juegos y promociones