Callos de ternera Spanish Estos callos de ternera te permitirán disfrutar de un plato típico madrileño sin salir de casa. Normalmente, asociamos los callos a la tapa del aperit

Callos de ternera

Callos de ternera

12 Personas /
75 00:00:75 min

Ingredientes

Ingredientes para 12 comensales:

2 kg de callos
250 gr de jamón serrano
250 gr de tomate triturado
5 chorizos tiernos
2 cebollas medianas
1 cabeza de ajos
5 hojas laurel
Aceite de oliva virgen
Pimienta negra en grano y molida

Preparación

Estos callos de ternera te permitirán disfrutar de un plato típico madrileño sin salir de casa. Normalmente, asociamos los callos a la tapa del aperitivo que tomamos con los amigos en el bar y parece que nunca nos ponemos manos a la obra en casa. Pues bien, esta receta te permitirá disfrutar de este plato tan especial cuando quieras.
1. En primer lugar, vamos a revisar que los callos estén bien limpios, libres de grasa innecesaria, aunque ya le hayamos pedido al carnicero que los limpie al comprarlos. Entonces, colocamos una cacerola grande en el fuego con agua (la sufiente para que cubra todos los callos) y un puñado de sal al gusto. Cuando esté hirviendo, echamos los callos en ella para que se cuezan añadiendo unas hojas de laurel y unos granos de pimienta negra, y los dejamos durante 15 minutos.
2. Mientras, en una sartén con un chorro de aceite de oliva virgen caliente sofreímos los chorizos y el jamón serrano troceado. Cuando estén doraditos, los apartamos a un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
3. En el mismo aceite que hemos utilizado para sofreír la carne, echamos la cebolla troceada con un toque sal. Cuando esté pochadita, añadimos el tomate y lo sofreímos durante unos 10 minutos a fuego bajo.
4. Cuando el sofrito está preparado, lo echamos en la olla con los callos junto con la cabeza de ajos con la piel y el chorizo y el jamón serrano, y lo dejamos cocer durante media hora a fuego bajo. No podemos olvidar corregir de sal y de pimienta la mezcla de callos con el sofrito.
5. Si fuera necesario, añadimos más agua para que los callos queden más caldosos.

Suscríbete

Disfruta con nuestras recetas, ofertas, vídeos, juegos y promociones