Calamares rellenos de setas y langostinos

Calamares rellenos de setas y langostinos

2 Personas /
50 min

Ingredientes

Ingredientes para 2 comensales:

2 calamares grandes
200 gr de langostinos pelados
100 gr de puntas del calamar
100 gr de setas
12 almejas
4 mejillones
1 lata de aceitunas
2 dientes de ajo
Perejil fresco picado
Sal y pimienta al gusto
1 cucharada de eneldo
100 ml de tomate triturado
1 trozo de cebolla
1 zanahoria pequeña
1/2 pimiento
12 avellanas
100 ml de vino blanco
Harina
1 rebanada de pan tostado
Aceite de oliva virgen extra
Sal al gusto

Preparación

La idea de rellenar verduras, pescados, carnes, pastas, etc., sin duda, es una de las mejores opciones para aprovechar bien los alimentos. Con estos calamares rellenos de setas y langostinos estás comiendo un plato muy completo nutricionalmente sin apenas darte cuenta?¡y qué plato!
1. Si no lo hemos pedido en la pescadería, tenemos que limpiar los calamares y dejar troceados sus tentáculos y sus aletas. Además, vamos a limpiar las setas dejándolas troceadas, al igual que los langostinos, las puntas de calamar y las aceitunas. Ponemos todo ello en un bol con la sal y la pimienta al gusto, un poquito de perejil freso y la cucharadita de eneldo.
2. Cuando tenemos el relleno listo, montamos los calamares, es decir, los rellenamos. Para ello vamos a tener mucho cuidado de no romperlos para que quede un plato perfecto. Una vez listos, los sellamos con un palillo y los enharinamos.
3. Colocamos una cacerola en el fuego con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y, cuando esté caliente, freímos los calamares. No se trata de que queden rebozados, por tanto no vamos a utilizar mucha harina ni mucho aceite. Una vez listos, los dejamos en papel absorbente para que escurran el exceso de aceite.
4. En la misma cacerola en la que hemos frito los calamares, vamos a sofreír la cebolla troceada añadiendo la cantidad de aceite de oliva virgen extra que sea necesaria. Una vez está pochada, podemos añadir el pimiento y la zanahoria troceados. Cuando las verduras estén blandas, añadimos el vino junto con el tomate y lo dejamos reducir a fuego fuerte.
5. Por último, añadimos las avellanas troceadas a la salsa y, para que quede más caldos, echamos un vasito de agua dejándolo reducir.
A la hora de servir tenemos dos opciones: o bien metemos los calamares en la cacerola 5 minutos antes de servirlos, o bien servimos los calamares por un lado y la salsa por otro para poder degustar el sabor del calamar sin ingredientes añadidos.

Suscríbete

Disfruta con nuestras recetas, ofertas, vídeos, juegos y promociones