Calamares rellenos de langostinos y jamón ibérico Spanish La verdad es que estos calamares rellenos de langostinos y jamón ibérico son un tanto especiales y no se hacen en un momento. A pesar de ser un plato

Calamares rellenos de langostinos y jamón ibérico

Calamares rellenos de langostinos y jamón ibérico

2 Personas /
75 00:00:75 min

Ingredientes

Ingredientes para 2 comensales:

6 calamares pequeños
12 langostinos
2 lonchas de jamón ibérico
6 aceitunas negras sin hueso
300 ml de caldo de pescado
1/2 cebolla
12 almejas
1 diente de ajo
1/4 de pimiento verde
1/4 de pimiento rojo
1 vaso de licor
Perejil picado
Harina
Aceite de oliva virgen
Sal y pimienta al gusto

Preparación

La verdad es que estos calamares rellenos de langostinos y jamón ibérico son un tanto especiales y no se hacen en un momento. A pesar de ser un plato laborioso, es curioso darse cuenta de lo que podemos llegar a lograr con algo tan simple como un calamar, y la manera en la que lo podemos combinar con otros ingredientes para cocinar un plato con un resultado tan rico.
No nos olvidemos de poner las almejas a remojo unas horas antes para que suelten toda la tierra.
1. Limpiamos los calamares y los dejamos secar sobre un paño seco. Pelamos los langostinos y reservamos las cabezas en un bol. Mezclamos los langostinos troceados con las aceitunas y el jamón, ambos picados, y lo salpimentamos al gusto.
2. Rellenamos los calamares con la mezcla que hemos hecho de langostinos, aceitunas y jamón, y los cerramos con palillos para que no se salga el relleno.
3. Pasamos los calamares por un poco de harina y, en una cacerola con aceite de oliva virgen muy caliente, los sofreímos hasta que queden doraditos por todos lados (no los estamos rebozando, así que no utilizamos mucha harina). Cuando los calamares estén listos, los sacamos de la cacerola y los reservamos en una fuente dentro del horno.
4. En la misma cacerola y aprovechando el mismo aceite, vamos a sofreír el diente de ajo y la cebolla, ambos picados, hasta que se doren. Entonces podemos añadir todo el pimiento cortado en trozos muy pequeños a la cacerola.
5. Cuando las verduras empiecen a estar tiernas, echamos el perejil picado y un vaso de licor dejándolo reducirse. Entonces, podemos echar en la cacerola el caldo de pescado junto con las cabezas de los langostinos, y lo salpimentamos todo al gusto.
6. Cuando la salsa ya ha cogido consistencia, quitamos las cabezas de langostinos y trituramos las verduras con la batidora. Entonces, podemos echar las almejas en la cacerola y las dejamos hasta que se abran.
Cuando ya tenemos hecha la salsa de langostinos, la servimos por un lado y, por otro los calamares rellenos acompañados de lo que más nos apetezca (patatas, ensalada, etc.). Cada persona se sirve la cantidad que quiere de salsa encima del calamar y, si lo prefiere, puede probar el calamar solo y degustar su sabor.

Suscríbete

Disfruta con nuestras recetas, ofertas, vídeos, juegos y promociones