Albóndigas del cocido

Albóndigas del cocido

4 Personas /
30 min

Ingredientes

Ingredientes para 4 comensales:

800 gr de ropa vieja
1 huevo batido
Perejil
Aceite de oliva virgen

Ingredientes para la salsa de tomate:
1/2 cebolla
1 diente de ajo
400 gr de tomate triturado
1 cucharada de azúcar
1 hoja de laurel
Aceite de oliva virgen
Sal y pimienta al gusto

Preparación

Si el fin de semana hiciste un buen cocido madrileño y no sabes muy bien qué hacer con las sobras, haz ropa vieja y prepara estas albóndigas de cocido. Es una de las mejores maneras de aprovechar las sobras de un plato como el cocido, que normalmente hacemos de más porque hay mucho que comer.
Para hacer la ropavieja tenemos que triturar toda la carne del cocido que comimos el día anterior, es decir, la ternera, la morcilla, el pollo, etc. y, además, un par de patatas.
1. Cuando ya tenemos todos los ingredientes de la ropavieja seleccionados, los salpimentamos al gusto. Tenemos cuidado porque ya lleva sal y pimienta del día anterior, así que simplemente la corregimos.
2. Ahora vamos echar un huevo batido para que las carnes se aúnen, y el perejil picado en trozos muy finitos. Machamos todos los ingredientes y los amasamos con las manos para que queden bien integrados (las patatas con la clave de que quede una buena masa así que, si fuera necesario, echamos alguna más).
3. Amasamos bien y vamos cogiendo pequeñas porciones para darles la clásica forma redonda pequeña de una albóndiga. No es necesario que sean muy grandes porque, cuando entran en contacto con el aceite, crecen.
4. Ponemos una sartén en el fuego con bastante aceite de oliva virgen y, cuando esté caliente, vamos echando las albóndigas en él y dándoles vueltas para que se doren todas sus caras. Cuando ya hayan cogido un buen color, las sacamos a un plato con papel absorbente para que escurran el aceite de más. Es importante que las escurramos porque este aceite de más puede cambiar mucho el sabor del plato.
5. Para hacer la salsa de tomate, ponemos una cacerola en el fuego con aceite de oliva virgen y freímos en él media cebolla picadita. Cuando esté pochada, echamos un diente de ajo también troceado y una hoja de laurel. Salpimentamos al gusto los ingredientes y, cuando estén pochados, echamos el tomate triturado con una cuchara de azúcar para quitar la acidez. Cuando empiece a hervir, bajamos el fuego al mínimo y dejamos que se cueza la salsa durante 10 minutos.
6. Por último, trituramos la salsa de tomate y echamos en ella las albóndigas de cocido para que cojan bien el sabor.

Suscríbete

Disfruta con nuestras recetas, ofertas, vídeos, juegos y promociones