Albóndigas de merluza y langostinos

Albóndigas de merluza y langostinos

2 Personas /
30 min

Ingredientes

Ingredientes para 2 comensales:

200 gr de filetes de merluza
150 gr de langostinos pelados
1 ñora hidratada
1 cebolla
2 dientes de ajo
1 zanahoria
1 huevo
1 chorro de vino blanco
1 cucharada de ralladura de naranja
1 rebanada de pan bañada en leche
1 cucharada de pan rallado
Harina
Perejil picado
Aceite de oliva virgen
Sal y pimienta al gusto

Preparación

En ocasiones, llenamos el congelador de pescado y carne porque no podemos ir tan a menudo como nos gustaría a hacer la compra. Entonces, al cabo del tiempo encontramos algunas cosas con las que no sabemos qué hacer. Esta receta es muy útil si encuentras merluza, por ejemplo. Unas ricas albóndigas de merluza y langostinos pueden ser un plato muy especial, además de improvisado.
1. Empezamos pelando la zanahoria y cortamos en rodajas finitas, al igual que los dientes de ajo y la cebolla. Colocamos una cacerola en el fuego con aceite de oliva virgen y, cuando esté muy caliente, echamos en él las láminas de ajo para que se sofrían. Cuando empiecen a coger color, echamos la cebolla picadita y la dejamos pochar.
2. Con los ajos y la cebolla dorados, ya podemos echar la zanahoria en la cacerola dándole unas vueltas. Cuando tome un poco de color, añadimos la ñora hidratada junto con el vino. Salpimentamos todo a nuestro gusto y dejamos reducir el vino.
3. En un bol aparte, echamos los filetes de merluza y los desmenuzamos con las manos hasta dejarlos hechos migas. Agregamos la ralladura de naranja, los piñones y los langostinos, que previamente hemos cortado en trozos pequeños. Mezclamos bien con las mandos y, por último, añadimos el pan, que previamente lo hemos remojado en leche y escurrido antes de incluirlo en el bol.
4. Cuando ya tenemos la masa de las albóndigas bien integrada, la salpimentamos a nuestro gusto y espolvoreamos el perejil picado. Ahora, echamos el huevo batido y lo mezclamos antes de añadir el pan rallado.
5. Damos forma a las albóndigas cogiendo pequeñas porciones con las manos y las rebozamos en harina. Ponemos una sartén en el fuego con aceite de oliva virgen y freímos en él las albóndigas hasta que estén doradas. Cuando estén listas, las sacamos a un plato con papel absorbente para que suelten el exceso de aceite.
5. Trituramos la salsa de la cacerola y echamos en ella las albóndigas de merluza y langostinos para servirlo todos junto, acompañado de un poquito de pan para rebañar el plato al terminar.

Suscríbete

Disfruta con nuestras recetas, ofertas, vídeos, juegos y promociones