Albóndigas con sepia y guisantes Spanish Si ya te has cansado de hacer siempre las albóndigas con carne, esta receta es idónea para ti. Unas albóndigas con sepia y guisantes no se ven en todo

Albóndigas con sepia y guisantes

Albóndigas con sepia y guisantes

6 Personas /
50 00:00:50 min

Ingredientes

Ingredientes para 6 comensales:

300 gr de carne picada de ternera
300 gr de carne picada de cerdo
600 gr de sepia
250 gr de guisantes
160 gr de salsa de tomate
2 huevos
1 l de caldo de pescado
1 cucharada de azúcar
30 gr de almendras tostadas
2 rebanadas de pan frito
Pan rallado
Harina
Ajo picado
Perejil picado
Aceite de oliva virgen
Sal y pimienta al gusto

Preparación

Si ya te has cansado de hacer siempre las albóndigas con carne, esta receta es idónea para ti. Unas albóndigas con sepia y guisantes no se ven en todos lados, pero a nosotros nos gusta la gente que se atreve a innovar y a probar combinaciones de alimentos que no son las habituales.
1. Empezamos poniendo los huevos en un bol y los mezclamos con el perejil y un diente de ajo, ambos picados. Echamos la sal y pimienta al gusto, y lo batimos hasta integrar todos los ingredientes.
2. Ahora vamos a echar la carne picada en el bol mezclándola con las manos con el huevo. Cuando los ingredientes estén integrados, echamos el pan rallado sin dejar de amasar con las manos para que quede una masa bien unida.
3. Cuando ya tenemos la masa lista, vamos cogiendo pequeñas porciones y dándoles forma redonda hasta que tengan la clásica forma de una albóndiga. Cuando las tengamos todas, las pasamos por un plato con harina y las reservamos.
4. Lavamos la sepia y reservaremos la bolsa de salsa que contiene en sus tentáculos. Cortamos la sepia en trozos no muy grandes y los sofreímos en una cacerola con aceite de oliva virgen muy caliente. La sepia soltará agua, así que bajamos el fuego y la dejamos cocerse hasta que se evapore completamente. Entonces, la sacamos de la cacerola y la reservamos.
5. En la misma cacerola echamos la cebolla picadita y, cuando esté transparente, echamos la salsa de tomate. Pasados unos 5 minutos, echamos el vino en la cacerola y lo dejamos reducirse.
6. Cuando se haya evaporado, echamos la mitad del caldo de pescado junto con la sepia, la salsa de la sepia y una cucharadita de azúcar para quitar la acidez de la salsa de tomate. Lo removemos bien, añadimos la sal y la pimienta al gusto, y lo dejamos cocer a fuego lento durante 10 minutos.
7. En una sartén aparte, freímos las rodajas de pan en un poco de aceite de oliva virgen, y las reservamos escurriéndose en papel absorbente.
8. Cuando la salsa ya haya tomado forma, echamos las albóndigas en la cacerola y las dejamos durante 20 minutos cociéndose a fuego lento.
9. Para hacer una picada con el pan frito, lo echamos en un bol y añadimos las almendras tostadas, dos dientes de ajo y el perejil, todo ello muy picado. Echamos un poco de caldo de pescado y lo trituramos.
10. Pasados los 20 minutos, echamos los guisantes en la cacerola con las albóndigas y la sepia, y echamos la picada. Si fuera necesario, añadimos más caldo de pescado, y lo dejamos cocer durante 5 minutos más antes de servirlo.

Suscríbete

Disfruta con nuestras recetas, ofertas, vídeos, juegos y promociones