Aceite de oliva refinado

El aceite de oliva refinado se obtiene tras someter al aceite lampante a un proceso, tras el que se extrae un aceite sin olor ni sabor, que según la proporción de virgen extra con el que se mezcla se convierte en aceite de oliva intenso, con más aceite de oliva virgen extra, o suave, con menos aove. Picual, arbequina, hojiblanca o cornicabra, las aceitunas que llegan a nuestras almazaras son de las variedades más comunes. Estas aceitunas pueden haber sufrido algún golpe, por lo que el aceite resultante de las mismas tiene una acidez superior a la recomendable para su consumo, lo que hace necesario el paso por la refinería, perdiendo así la denominación de virgen. El aceite de oliva refinado es un buen aceite para cocinar, empleándose en frituras o para preparar guisos. Además, los aceites refinados siguen siendo grasas saludables.
Aceite de oliva sabor intenso

Aceite de oliva sabor intenso

Aceite de oliva sabor suave

Aceite de oliva sabor suave

Aceite de oliva suave antigoteo

Aceite de oliva suave antigoteo

Suscríbete

Disfruta con nuestras recetas, ofertas, vídeos, juegos y promociones