Tomar aceite de oliva, eficaz para tratar enfermedades cardíacas

Tomar aceite de oliva, frutos secos y pescado podría ser más eficaz que fármacos como las estatinas en el tratamiento de las enfermedades cardíacas. Así lo afirma un estudio llevado a cabo en Italia, que asegura que la Dieta Mediterránea podría reducir el riesgo de sufrir una muerte prematura a millones de personas. Los resultados fueron presentados en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, celebrado en Roma (Italia).

Aceite de oliva estatinas

Este ha sido el primer gran estudio observacional realizado para analizar el impacto de la Dieta Mediterránea en la supervivencia de los pacientes de corazón y ha evaluado durante siete años a casi 1.200 pacientes de corazón en Italia (enmarcados dentro del Proyecto Moli-sani, un estudio epidemiológico con más de 25.000 participantes), llevando registros exhaustivos de sus hábitos alimentarios. Los expertos aseguran que, a la vista de los resultados, apostar por productos como el aceite de oliva, las verduras o el pescado podría reducir la muerte prematura de estas personas en un 37%, tal y como afirmó la Dra. Marialaura Bonaccio, autora principal de la investigación. Estudios previos habían demostrado que sólo tomando estatinas, el número de muertes se reducía en un 18%. No se trata, como dicen los investigadores, de comparar las cifras ni, por supuesto, de abandonar los fármacos que ha prescrito su médico, pero sí de animar a las personas con enfermedades cardíacas a elegir la Dieta Mediterránea para obtener el máximo beneficio.

La Dieta Mediterránea, la más saludable
Son muchos los estudios que han proclamado las bondades nutricionales de la Dieta Mediterránea en la prevención, tanto de enfermedades cardiovasculares como de otro tipo de dolencias en la población general, basándose en un mayor consumo de pescado que de carne, verduras frescas, frutas y en la utilización del aceite de oliva como grasa principal. Sin embargo, no se había estudiado con tanto detalle sus efectos en pacientes que ya sufren alguna dolencia de este tipo.

Giovanni de Gaetano, del Instituto Neurológico Mediterráneo (IRCCS Neuromed, Pozzilli, Italia), ha asegurado que los médicos deberían considerar recetar “cambios en la dieta, antes que medicamentos”, añadiendo que, incluso, algunos gobiernos deberían plantearse subvencionar estos productos de la Dieta Mediterránea para incrementar su consumo.

Pescado a la plancha

La segunda fase del estudio se centrará en investigar cuáles son los mecanismos que hacen que este tipo de dieta reduzca tanto el riesgo de muerte prematura en este tipo de pacientes, aunque los primeros datos apuntan a que estos hábitos alimentarios impactan en factores como la inflamación. El aceite de oliva, por ejemplo, tiene unos efectos antiinflamatorios muy potentes, lo que contribuye a estos buenos resultados.

Aunque muchos pacientes seguirán necesitando tomar estatinas para sus dolencias, la adhesión a la Dieta Mediterránea con aceite de oliva podría ayudar a que las dosis de fármacos fuesen menores, con lo que se reducirían algunos de los efectos secundarios de estos medicamentos, como pueden ser los dolores musculares.

Aceite salud para el corazón

Así pues, tanto si eres una persona sana como si sufres alguna enfermedad cardiovascular, como por ejemplo, el colesterol alto, la adhesión a la Dieta Mediterránea, utilizando el aceite de oliva como grasa principal, es la opción más saludable

Discussion — No responses