Tiempo de cerezas: una de las frutas estrella del verano

Una de las frutas que más identificamos con los meses de verano son las cerezas. Aunque su temporada suele comenzar a finales de abril, algunas variedades se extienden hasta agosto y es, precisamente, durante estos meses estivales cuando encontramos una de las más sabrosas: las picotas. Su atractivo color rojo, su sabor y las propiedades saludables que aporta su consumo la convierten en una de las frutas estrella del verano.

Tiempo de cerezas

Existen multitud de variedades de cereza, cada una de ellas con colores y sabores característicos. De un modo más genérico, diferenciamos entre guindas, cerezas y picotas. Las primeras son un tipo de cereza silvestre cuyo sabor es más agrio que el del resto de cerezas. Por su parte, las picotas son una variedad que se recolecta sin rabo y que suelen presentar el sabor más dulce. A partir de ahí encontramos variedades como Marvin, Burlat, Stella, Tigre, Sweet Heart, Blanca de Provence, Garnet y un largo etcétera. Como curiosidad, aunque identificamos la cereza con su llamativo color rojo, no todas las variedades son así. La mencionada Blanca de Provence, presenta un color amarillo pálido, mientras que la variedad Corazón de Paloma es de un tono anaranjado, por poner algunos ejemplos.

En España, encontramos producción de cerezas mayoritariamente en Extremadura, donde cuentan, incluso, con una Denominación de Origen Protegida, la D.O.P. Cereza del Jerte, pero también se cultiva en otras zonas, como Andalucía y Cataluña.

Por sus propiedades saludables… ¡incluye cerezas en la dieta!
Las cerezas son una de las frutas con mayor poder antioxidante que podemos consumir. Contiene flavonoides, además de vitaminas A y C, que previenen la degeneración celular y combaten los radicales libres, por lo que nos ayudan a prevenir el deterioro cognitivo y a mantener una piel perfecta. Su alto contenido en antocianos, además, favorece una mejor circulación. Si a eso añadimos que son muy ricas en potasio, tenemos un producto perfecto para controlar la tensión sanguínea y cuidar nuestro corazón.

Los expertos en nutrición aseguran, además, que su consumo beneficioso en cualquier tipo de dieta. Tiene un contenido glucémico bajo, lo que la convierte en una fruta apta para diabéticos, es diurética y depurativa, y su contenido en pectina, una fibra vegetal soluble, ayuda a regular el tránsito intestinal.

Y aún hay más. Un estudio de la Universidad de Extremadura asegura que algunas variedades, sobre todo las que se cultivan en el Valle del Jerte (Cáceres) tienen alto contenido en triptófano, serotonina y melatonina. Las dos primeras sustancias impulsan la actividad diaria de las personas, mientras que la serotonina favorece el sueño, por lo que es una fruta perfecta para regular el ciclo sueño-vigilia. Sus propiedades favorecen también el sistema inmune y cuenta, incluso, con propiedades antiinflamatorias. De hecho, un estudio realizado en por un grupo de investigadores de la Universidad de Portland (Oregón, Estados Unidos) recomendaba a los corredores de larga distancia (como la maratón) tomar zumo de cereza antes de la carrera para prevenir inflamaciones musculares.

Tiempo de cerezas

Consejos a la hora de comprar cerezas y modos de preparación
A la hora de comprar cerezas, es recomendable que sigamos algunos consejos:

• Escoger aquellas que presenten un aspecto brillante y de un tono rojo intenso (en el caso de variedades que sean rojas, como comentábamos un poco más arriba), con la piel tersa.
• Evitar ejemplares golpeados o que empiezan a estar blandas, ya que es señal de que tardarán poco en estropearse y podrán echar a perder al resto.
• Una vez en casa, guardarlas en la nevera, sin lavar y, a ser posible, en la zona menos fría.
• A la hora de comerlas, sacarlas un rato antes del frigorífico para disfrutar todo su sabor.

El delicioso sabor de las cerezas hace que sean ideales para consumirlas tal cual, simplemente lavadas, aunque también podemos incluirla como ingredientes en otras recetas, como confituras, tartas, zumos y batidos, macedonias, mousses, cócteles, tartas, bizcochos, helados o, incluso, en gazpacho, entre otros.

¿Quién se apunta a disfrutar de las deliciosas cerezas y picotas este verano?

Discussion — No responses