Thermomix®: una solución en la cocina para todos

Si hablamos de robots de cocina, hay uno que reina desde hace años en hogares de medio mundo: Thermomix®. Sus múltiples funciones y las facilidades en cuanto a tiempo y espacio hacen de este robot el favorito del mercado, tanto para chefs profesionales como para cocineros aficionados.

Un reciente estudio de la OCU (Organización Mundial de Consumidores), lo situaba en lo más alto de la lista de los robots de cocina disponibles en el mercado. Su facilidad de manejo y el mejor cocinado que proporciona son las dos razones principales para auparle en el Top 1 del ranking.

Clases de cocina con Thermomix®

Ventajas de uso
¿Cuáles son las principales ventajas que aporta su utilización en la cocina?

Practicidad: en un solo aparato se concentran las funciones de 12 electrodomésticos, ya que mezcla, pesa, remueve, muele, tritura, bate, emulsiona, calienta, amasa, corta, cocina tradicionalmente y también mediante la técnica de vapor… Y todo ello en un reducido espacio.

Facilidad: si tus conocimientos de cocina son limitados, la Thermomix® permite ser guiados, paso por paso, a través de sus recetas, consiguiendo un resultado muy profesional.

Ahorro de tiempo: preparaciones que, en otras circunstancias, conllevan mucho tiempo, como cortar verduras, preparar masas, montar claras de huevo, emulsionar salsas, etc., se convierten en tarea sencilla gracias a Thermomix®. Sin olvidar que, una vez están metidos todos los ingredientes en el vaso, podemos continuar haciendo otras tareas mientras la máquina funciona.

Diversidad: abre un mundo de preparaciones culinarias, ya que existen miles de recetas adaptadas de manera específica para ser cocinadas con Thermomix® Esto, unido a esa facilidad de uso, permite ampliar nuestro abanico de preparaciones para los menús del día a día, incorporando nuevos ingredientes y logrando platos saludables y sabrosos.

El último modelo de Thermomix® lanzado al mercado ha dado un salto tecnológico hacia lo digital y permite, incluso, escoger una opción de “Cocina Guiada” donde, a través de la pantalla táctil, podemos ir siguiendo los pasos de la receta que hayamos escogido. Más sencillo imposible.

Thermomix® y La Española

Los imprescindibles
Ya hemos comentado que la Thermomix® concentra las funciones de 12 electrodomésticos y, entre todas ellas, queremos destacar las que, a nuestro juicio, nos parecen imprescindibles:

1. Triturado: la potencia de triturado de este aparato no tiene comparación con ninguna batidora/picadora que hayáis tenido con anterioridad. Es ideal para elaborar gazpacho, salmorejo, cremas y purés, batidos, smoothies y, sobre todo, papillas infantiles, ya que se logra una textura muy suave y agradable.

2. Emulsionado: lo mismo ocurre con el emulsionado de las salsas. Los niveles de potencia que permite su motor hace que se puedan elaborar con facilidad salsas como mayonesa, vinagretas y muchas otras.

3. Amasado: muchas veces, nos da pereza elaborar masas (para pan, pizza, pasteles, etc.) por toda la parafernalia que hay que montar en la cocina con la harina, la levadura, la leche, los huevos… La función de amasado de la Thermomix® permite elaborar esas preparaciones de manera fácil, rápida y, sobre todo, limpia. Además, sus movimientos permiten obtener masas más aireadas con las que elaborar productos con mayor volumen. Probad a hacer masas para pan, para pizzas y… ¡para el roscón de Reyes! Os convertiréis en los más deseados de la familia.

4. Cocinado: obviamente, la función de cocinado, en general, es el pilar principal de la Thermomix®. Permite llevar a cabo técnicas de cocina tradicionales (sofritos, cocciones…), como si estuviésemos utilizando una olla o cacerola de toda la vida, pero con la ventaja de que no necesitamos remover la preparación (lo hace ella de manera continua), ni controlar el tiempo, ni preocuparnos de si el fuego está más o menos alto, ya que nos lo va a cocinar a una temperatura controlada. Dentro del cocinado destaca, además, la función de vapor, gracias al accesorio “Varoma”, que permite elaborar verduras, pescados o carnes con todo su aroma y sin perder propiedades.

5. Batir y montar: el accesorio “Mariposa” permite batir de manera suave y montar claras de huevo, nata, etc. sin el más mínimo esfuerzo.

6. Trocear y moler: apenas unos segundos son necesarios para trocear los ingredientes que vayamos a utilizar, en trozos de mayor o menor tamaño, dependiendo de la velocidad que apliquemos. Además, también permite rallar o moler otros ingredientes, como queso, pan, especias, etc.

Thermomix® y La Española

Consejos de uso y mantenimiento
Sea cual sea el modelo de Thermomix® que tengamos, hay una serie de consejos básicos de uso y mantenimiento que es conveniente recordar.

En primer lugar, se trata de un electrodoméstico sofisticado, que hay que manejar con cierto cuidado, es decir, que es conveniente que, quienes no conocen la máquina, la utilicen bajo supervisión. Además, se trata de un electrodoméstico concebido, única y exclusivamente, para su uso alimentario.

A la hora de ubicar la máquina, es necesario buscar una superficie plana, sólida y, sobre todo, que no transmita calor. Para el correcto funcionamiento debe estar alejada de superficies calientes. Y tened en cuenta otro detalle: con programas como el de amasado o triturado a altas velocidades es posible que tienda a desplazarse, así que procurad dejar suficiente espacio para que no termine en el suelo.

Debemos mantener la base seca, evitando en la medida de lo posible que tanto el agua, como otros líquidos y, por supuesto, comida lleguen a penetrar en la base. Si ocurre, lo limpiaremos con un paño húmedo, retirando todos los restos.

A la hora de cocinar, procuraremos no exceder la capacidad de llenado del vaso para evitar que se salga durante el proceso de cocinado. Utilizaremos las velocidades de la máquina de manera progresiva (tanto para subir como para bajar) y sólo utilizaremos la función turbo con comidas frías.

Atención al cubilete. Su forma está especialmente diseñada para cubrir dejando escapar el vapor necesario, así que no cubras la tapa con ningún otro accesorio que no sea ese.

Para llevar a cabo un adecuado mantenimiento, revisaremos el cable, el vaso, la tapa y, en el caso del modelo TM31, la junta de la tapa. Esta última deberemos cambiarla cada dos años para que encaje bien y no se produzcan pérdidas de líquidos. Cualquier material o accesorio que vayamos a sustituir, lo haremos por otro de la marca oficial. Sólo así se podrá garantizar el correcto funcionamiento.

Algunos trucos
Para terminar, os dejamos con algunos trucos prácticos para sacar todo el partido a vuestra Thermomix®.

• ¿Cómo aprovechar toda la comida que hemos cocinado? En ocasiones, se queda parte de la preparación enganchada a las cuchillas y es complicado sacarla, pero si volvemos a cerrar la tapa y pulsamos un par de veces el botón del turbo, los restos saldrán disparados y podremos sacarlos con una espátula de goma.

• ¿Cómo limpio las cuchillas? Disponer de un pequeño cepillo con mango es muy útil para limpiar las cuchillas sin correr riesgo de cortarnos. Aun así, si quedan restos, podemos poner en el vaso un poco de agua caliente con detergentes, cerrar la tapa, y poner durante un minuto velocidad progresiva hasta 9. Seguro que terminamos con cualquier resto.

• ¿Necesitas enfriar el vaso? Algunas preparaciones, como por ejemplo, montar nata, necesitan que el vaso esté muy frío. Para ello, pondremos cubitos de hielo y los trituraremos. Una vez hecho, los dejamos durante unos minutos dentro y el vaso estará listo.

• ¿Necesitas eliminar olores? Hay platos que preparamos que, por sus propios ingredientes, hacen que el olor se quede más impregnado. Para eliminarlo, lo mejor es poner agua tibia o caliente en el vaso, con zumo de limón, y ponerla en marcha a velocidad alta 7-8 durante un minuto. ¡Adiós olores!

Desde enero hasta mayo, La Española colaborará con Thermomix® en las más de 900 clases que impartirá en toda España y a la que asistirán más de 45.000 personas.

Discussion — No responses