Supera la cuesta de enero: trucos para ahorrar en la cocina

Enero se ha convertido, para muchos, en uno de los meses más temidos del año desde el punto de vista de su bolsillo. Los gastos extra que hemos realizado durante las Navidades comienzan a hacerse notar estos días y todos buscamos la manera de ahorrar, en todos los aspectos posibles, para volver a equilibrar nuestra economía doméstica. Por eso, desde aquí os queremos proponer unos pequeños trucos que podéis aplicar en la cocina y que os ayudarán a superar la cuesta de enero.

Haz una compra responsable
El mejor modo para ahorrar dinero en la cocina es hacer una compra responsable. En muchas ocasiones, acudimos al supermercado sin una idea clara de lo que necesitamos y terminamos comprando productos que acaban en la basura.

Para hacer una compra responsable tendremos en cuenta una serie de aspectos:

Planifica tus menús: en función de los días que vamos a comer o a cenar en casa y de las personas que somos. Si tenemos claro lo que vamos a cocinar será mucho fácil saber lo que debemos comprar.
• Haz listas de la compra: en función de esa planificación de menús podemos hacer nuestra lista de la compra. Si nuestras recetas de la semana solo van a necesitar medio kilo de tomates, será absurdo comprar 1 kilo y que el resto se nos estropee y tengamos que desperdiciarlo.
Conserva los productos adecuadamente: a veces desperdiciamos productos –y, por tanto, tiramos el dinero a la basura– porque no hemos conservado bien los alimentos. Hay que observar bien las condiciones de conservación y seguirlas a rajatabla. ¡Ah! Y ojo a la fecha de caducidad de los productos. Revísala bien cuando hagas la compra para no encontrarte con sorpresas.
• Consume productos de temporada: en primer lugar porque son más baratos y, en segundo lugar, porque al haberse recogido en su temporada óptima se encuentran en las mejores condiciones organolépticas y su deterioro será más lento.

Limones
• Haz compras diarias o semanales: si tu estilo de vida te lo permite, es preferible hacer compra diaria o semanal, sobre todo de los productos frescos, ya que con ello evitamos desperdiciar menos alimentos que si hacemos una sola compra al mes.
• Prepara raciones de tamaño adecuado: ya han pasado las fiestas y el momento de los excesos, es hora de volver a adaptar las raciones a las necesidades habituales de cada persona.
• Apuesta por la cocina de aprovechamiento: si, a pesar del consejo anterior, nos ha sobrado comida, tendremos que poner a funcionar la imaginación para aprovecharla en nuevas recetas para otra comida o cena. Cualquier idea será mejor que terminar en la basura.

Ahorro en la cocina
Nuestra actitud dentro de la propia cocina también nos puede ayudar a ahorrar dinero para superar con éxito la cuesta de enero. Estos son algunos pequeños trucos que contribuirán a ello:

Cocina los alimentos usando tapa: con ello conseguiremos que se reduzca la pérdida de calor y los productos se cocinen antes, por lo que gastaremos menos energía.
• Coloca el menaje en los fuegos adecuados: hay que optar por los fuegos que sean del mismo tamaño que las ollas o sartenes que vayamos a utilizar. Si utilizamos una sartén pequeña en un fuego grande, perderemos calor por la parte donde no se cubre el fuego; y si usamos fuegos pequeños con menaje grande necesitaremos mucho más tiempo para que el calor llegue a todas las zonas y se cocinen bien los alimentos.

hucha ahorro cuesta de enero
No dejes abierta la puerta de la nevera: a veces, cuando estamos colocando la compra, tendemos a dejarla abierta hasta que terminamos de colocar todo, pero es un modo de gastar mucha más energía. Es mejor ir abriendo y cerrando cada vez que coloquemos algo. Tampoco ayuda mucho a ahorrar el típico gesto de abrir la puerta de la nevera y quedarnos pensando en qué vamos a coger. Es mejor ir con las ideas claras.
No metas alimentos calientes en la nevera: también se pierde capacidad frigorífica y se gasta más. Es mejor dejar que los alimentos se templen en el exterior y meterlos cuando ya estén a temperatura ambiente.
Evita abrir la puerta del horno durante el cocinado: la mayoría de los hornos actuales tienen una ventana de cristal y una luz que nos permiten ver el estado de lo que estamos cocinando. Si abrimos la puerta durante el proceso se pierde mucha energía.

Con estos pequeños trucos en la compra y en la cocina, seguro que hacemos el mes de enero más llevadero.

Discussion — No responses