Recetas de arroces para disfrutarlas en verano

Aunque muchos de vosotros estaréis regresando de las vacaciones, nosotros nos resistimos a pensar que ha terminado el verano y queremos seguir disfrutando de él, por ejemplo, a través de la gastronomía. Y es que un verano sin degustar un buen arroz es como un jardín sin flores. Más allá de las ensaladas y de clásicos, como el gazpacho o el salmorejo, si hay un plato estrella de la época estival son los arroces. Así que… ya sea en el chiringuito o restaurante de la playa (que, no nos engañemos, siempre tiene un valor añadido), o preparado en nuestra casa, hoy os dejamos con unas cuantas variedades que querréis probar.
Paella

La gastronomía española tiene en el arroz uno de sus ingredientes básicos. Si preguntamos a cualquier foráneo por el plato estrella de nuestro país, probablemente un porcentaje muy alto mencionará la paella. Pero ahí no terminan nuestros arroces: a banda, con bogavante, a la pierda, arroz negro, con verduras, con pulpo o con conejo, las opciones que ofrecen los diferentes puntos de la geografía española son infinitos.

Hoy hemos seleccionado para vosotros tres recetas clásicas, muy sencillas, que podéis preparar en casa con arroz bomba, para nosotros el ideal a la hora de elaborar estos arroces, ya que absorbe de manera intensa todo el sabor de los caldos. ¡Vamos a por ellas!

Arroz a banda

También conocido como “arroz del señorito” en algunos lugares, es el favorito de muchos por su intenso sabor y su facilidad para comer. Aquí va la receta:
Arroz a bandaIngredientes:

  • 1 kilo y medio de pescado de roca o moralla
  • 3 o 4 tomates
  • 1 cebolleta
  • 1 puerro
  • 5 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • Arroz bomba (unos 100g por persona)
  • 1 sepia grande
  • ½ kilo de gambas arroceras
  • 2 ñoras
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal
  • Alioli (opcional)

Elaboración:

En primer lugar, en una olla hacemos un sofrito. Picamos un diente de ajo muy fino, la cebolleta, el puerro y rallamos los tomates. En una olla, ponemos aceite a calentar, añadimos el ajo picado, la cebolleta, el puerro y el laurel y, cuando empiecen a dorarse, añadimos los tomates rallados y un poco de sal.

Mientras, lavamos bien el pescado de roca y lo troceamos. Cuando el tomate se ha sofrito, añadimos el pescado y damos unas vueltas. A continuación, añadimos agua abundante y dejamos cocer durante, al menos, media hora, desespumando frecuentemente. Una vez cocido, lo colamos bien para evitar cualquier tipo de espinas.

Por otro lado, pelamos las gambas y ponemos las cáscaras a cocer en agua para lograr un fumet, que colaremos y añadiremos al caldo de pescado.

En un recipiente para paella (ancho pero de poca altura), ponemos a calentar aceite y, una vez caliente, añadimos 4 dientes de ajo pelados y enteros y las dos ñoras troceadas (a las que habremos quitado las semillas previamente). Cuando se empiecen a dorar, retiramos ambos y los reservamos en un mortero.

Añadimos la sepia troceada y la sofreímos. A continuación, añadimos las gambas peladas y las sofreímos junto a la sepia.  Una vez sofritas la sepia y las gambas, añadimos el arroz para rehogarlo en la mezcla. Damos una vuelta para que se impregne de los sabores y añadimos el caldo de pescado y gambas. La proporción que necesita el arroz bomba son 2,5 medidas de agua por cada medida de arroz.

En el mortero, machacamos los ajos y las ñoras y añadimos un poco del caldo. Mezclamos bien y lo añadimos al arroz, con ayuda de un colador, para evitar que caigan trozos. Lo repartimos bien por todo el recipiente.

Dejamos cocer 20 minutos y, transcurrido ese tiempo, tapamos con papel de periódico o de cocina y dejamos reposar 5 minutos más.

A la hora de comerlo, podemos acompañarlo de un poco de alioli.

Arroz negro con chipirones

El arroz negro es un plato con pocos ingredientes pero muy espectacular por su color y con un sabor intenso. Se prepara así.
Arroz negro con chipironesIngredientes:

  • Caldo de pescado (como el de la receta anterior)
  • Fumet de gambas (también como en la receta anterior)
  • 600 g de chipirones limpios
  • 400 g de gambas
  • 1 cebolleta
  • 1 puerro
  • Arroz bomba
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Tinta de calamar

Elaboración:

Siguiendo la receta del arroz a banda, preparamos el caldo de pescado y el fumet de gambas.

Una vez los tengamos, en un recipiente para arroz ponemos a sofreír en aceite la cebolleta, los dientes de ajo y el puerro cortados muy finos. Una vez pochados, añadimos los chipirones, sal y sofreímos todo.

Agregamos las gambas (que necesitan muy poco tiempo para hacerse) y el arroz para rehogarlo todo junto. Añadimos también la tinta de calamar y mezclamos bien. ¡Recordad siempre que la tinta hay que cocinarla porque en crudo es tóxica!

A continuación, añadimos el caldo (en la misma proporción que la receta anterior) y dejamos cocinar 20 minutos a fuego medio. Al finalizar, también dejaremos reposar unos minutos tapado.

El arroz negro también se puede comer con alioli.

Arroz con bogavante

A pesar de su aspecto, es un arroz muy fácil de elaborar y con él triunfareis seguro. Además, para qué nos vamos a engañar… el bogavante da al plato un sabor delicioso y, en muchas ocasiones, podéis encontrarlo a un precio bastante asequible en las pescaderías. ¿Queréis saber cómo se prepara?
Arroz con bogavanteIngredientes:

  • 2 bogavantes
  • 400 g de arroz bomba
  • 1 pimiento grande entreverado
  • 2 tomates maduros
  • 1 cucharada de carne de pimiento choricero
  • 1 chorro de coñac
  • 1 hoja de laurel
  • Caldo de pescado y gambas (siguiendo las recetas anteriores)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Azafrán (o colorante alimentario)

Elaboración:

De nuevo, prepararemos el caldo previamente siguiendo la primera receta que os hemos dado. La parte más complicada de esta receta probablemente sea cortar el bogavante en mitades, sobre todo si lo compráis vivo (siempre nos queda la opción de comprarlo congelado, claro). Si habéis elegido la primera opción, los expertos aseguran que el mejor modo de hacerlo es introducir el cuchillo con un golpe rápido y punzante en la parte trasera de donde termina la cabeza y realizar un corte por la misma para, posteriormente, hacer un corte transversal a lo largo del tronco, hasta la cola.

Una vez que hemos logrado cortarlo, ponemos aceite en el recipiente para el arroz, lo calentamos, y sofreímos un poco el bogavante para que se dore un poco y vaya soltando sus jugos. Lo retiramos y reservamos.

En ese aceite, sofreímos el pimiento cortado. Cuando se empieza a dorar, añadimos los tomates, que habremos rallado previamente, y lo sofreímos todo. Añadimos sal y la carne del pimiento choricero (podéis encontrar frascos en el supermercado, si no queréis poner a hidratar los pimientos choriceros para extraer la carne).

Dejamos sofreír todo 5-7 minutos y añadimos el brandy (medio vaso). Dejamos cocinar unos minutos para que se evapore el alcohol.

Añadimos el arroz y lo rehogamos sin dejar de mover. Agregamos los bogavantes, la hora de laurel y cubrimos con el caldo (en la misma proporción que habíamos mencionado, o un poco más si os gusta caldoso). Añadimos el azafrán (o el colorante) y dejamos cocinar 20 minutos.

¡Y a disfrutar del plato!

Discussion — No responses