5 consejos para comer mejor este verano

This post is also available in: Inglés

La época estival es perfecta para disfrutar del sol y del calor con familia y amigos. Después de todo el año esperando, por fin los días de sol, playa, piscina y vacaciones están a la vuelta de la esquina. Pero, en este periodo del año, no podemos olvidar que hay que poner especial cuidado en nuestra alimentación. Para que disfrutéis del verano en las mejores condiciones, os proponemos unos consejos fáciles de seguir.

1. Hidratación, hidratación e hidratación.
Las altas temperaturas que experimentamos en esta época hace que el cuerpo se deshidrate con facilidad, por lo que tendremos que compensar bebiendo más líquido. Es el momento de tomar muchísima agua, zumos, refrescos y sorbetes. No hay que esperar a que aparezca la sensación de sed, sino que iremos bebiendo regularmente para mantener nuestro cuerpo hidratado. Y pondremos especial atención a la población más vulnerables, como son los niños y los ancianos.

2. Alimentos frescos y preparaciones ligeras.
Los pucheros están muy bien… pero para otra época del año. En verano, optaremos por comer productos más frescos y preparados de manera ligera. Es el momento de dar paso a las ensaladas (tanto vegetales, como de pasta, arroz, etc.), verduras frescas y cremas frías. El gazpacho y el salmorejo, preparados con un buen aceite de oliva, son dos platos estrella de nuestras mesas y conviene darles el protagonismo que se merecen en esta época.

No hay que olvidar tampoco el consumo de frutas frescas varias veces al día: son refrescantes y aportan las vitaminas necesarias para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo.
Pipirrana

3. Productos antioxidantes.
En estos días, vamos a pasar más horas al día expuestos al sol y a los factores exteriores, por lo que es muy importante incluir en nuestra dieta alimentos con un potente efecto antioxidante, para ayudar a nuestra piel a mantenerse en forma. El aceite de oliva, el pescado azul, la sandía o los tomates son unos aliados perfectos.
4. Varias comidas al día.
El calor puede provocar que perdamos el apetito y que nos saltemos comidas, pero es un error. De hecho, es la época del año en la que más debemos procurar hacer las cinco comidas al día. Es mejor que tomemos pequeñas cantidades más a menudo. Y, por supuesto, no olvidarnos del desayuno, la comida fundamental del día, a pesar de que nos levantemos más tarde.

Este tema es especialmente importante en el caso de los niños. La ausencia de clases hace que relajemos un poco más los horarios de sueño, comidas, etc. Es importantísimo para mantener la salud de los más pequeños no saltarnos ninguna comida.
Gazpacho

5. Ojo a la preparación de los alimentos.
Más que nunca, en verano, debemos cuidar al máximo la compra y preparación de los alimentos. Hay que intentar que el tiempo que transcurre entre el cocinado y la ingesta de los platos sea corta. A la hora de hacer la compra, pondremos especial cuidado a la hora de comprobar el estado de los productos, la fecha de caducidad, que no se haya roto la cadena de frío, etc. porque, con las altas temperaturas, es más fácil que se deterioren si su estado no es óptimo. Evitaremos comprar en puestos ambulantes que no garanticen la seguridad y calidad de los productos (sobre todo alimentos de más riesgo, como huevos, productos refrigerados, etc.).

También hay que poner especial atención a las salsas, que son la principal causa de intoxicaciones alimentarias en verano. Es mejor que dejemos aparcadas por un tiempo las preparaciones caseras y optemos por salsas industriales, más preparadas para una mejor conservación. Incluso, en este segundo caso, deberemos seguir escrupulosamente las recomendaciones de los fabricantes en cuanto a tiempo y temperatura de conservación una vez el envase esté abierto.

Y si tenéis pensado acudir a pasar el día en la playa con el “tupper”, prestad especial atención a los productos que lleváis, ya que las neveras portátiles no aseguran el mantenimiento de la temperatura óptima de conservación como las que tenemos en casa. En cualquier caso, es mejor evitar preparaciones de riesgo (con huevos, salsas, etc.).

Discussion — One Response