Descubre los alimentos que te ayudarán a dejar de fumar

¿Sabías que hay determinados alimentos que pueden ayudar a dejar de fumar? Un estudio llevado a cabo hace ya diez años en la Universidad de Duke (Carolina del Norte, Estados Unidos) demostró que ciertos alimentos modifican la producción de saliva en la boca, así como la percepción del gusto del cigarrillo en nuestras papilas gustativas, haciendo mucho menos agradable fumar. Otros alimentos tienen propiedades saciantes o ayudan a relajar los niveles de estrés producidos por la ansiedad ante la falta de nicotina. Conozcamos algunos de ellos.

1. La leche y los productos lácteos: según los estudios, la leche ayuda a reducir la necesidad de fumar porque deja un sabor extraño en la boca de los fumadores, lo que ayudaría a abandonar el hábito. Y no solo eso, sino que sus niveles elevados de proteínas aportan al organismo la energía necesaria para combatir la depresión que supone la necesidad de nicotina. Así pues, si sentís la necesidad de fumar un cigarrillo, sustituidlo por un yogur o un trozo de queso… ¡seguro que se os quitan las ganas!

2. Aceite de oliva: debilita los efectos de la nicotina, por lo que nos ayuda en nuestro proceso de dejar de fumar. Utilízalo para cocinar, pero también es muy aconsejable tomar unas gotas por la mañana en ayunas para beneficiarse de sus efectos.

Aceite de oliva para dejar de fumar

3. Las verduras y las hortalizas: otro estudio, esta vez de la Universidad de Búfalo (Nueva York, Estados Unidos), sugiere que son un alimento perfecto para ayudarnos a dejar de fumar. Según una investigación llevada a cabo en dicha entidad, las personas que consumían estos alimentos eran hasta tres veces más susceptibles de dejar de fumar que quienes no los incluían en su dieta. Una vez más, el mal sabor es la razón principal. Y es que estos alimentos son capaces de cambiar el gusto de la nicotina en la boca volviéndolo muy desagradable; sin olvidar, por supuesto, que las vitaminas y nutrientes que contienen las verduras son fundamentales para aportar energía y mejorar nuestro humor, lo que puede reforzar la voluntad de abandonar el tabaco. A eso hay que añadir que muchos de estos alimentos tienen un alto contenido en fibra, que ejerce un efecto saciante y calman el apetito (que se suele disparar en los procesos de abandono del tabaco, debido a la ansiedad).

4. Las frutas, sobre todo algunas como los plátanos o los frutos rojos: los primeros aportan energía que contrarresta los nervios y el estrés producidos por la falta de nicotina, mientras que los segundos son ricos en vitamina C y antioxidantes, para reducir los niveles de estrés oxidativo causados por el tabaco.

Fruta y verdura para dejar de fumar

5. Pipas de girasol: su contenido en vitaminas del grupo B ejercen un efecto “sedante” sobre el sistema nervioso, lo que ayuda a reducir los niveles de estrés y, por lo tanto, a reducir la necesidad de fumar.

6. Clavo de olor: es un remedio casero, pero dicen los que lo han probado que mantener un clavo de olor en la boca después de haber fumado un cigarrillo ayuda a disminuir la necesidad de fumar otro. Aunque lo mejor es dejar el hábito de manera radical, puede ser una buena solución para quienes no se ven capaces y prefieren ir disminuyendo la cantidad de tabaco poco a poco.

Clavo de olor para dejar de fumar

7. Infusiones: si estamos intentando dejar de fumar, es esencial una correcta hidratación y las infusiones se convierten en la elección perfecta para ello. Optaremos por aquellas tisanas a base de verbena, manzanilla o tila, con efectos calmantes, aunque también funcionan bien las que llevan jengibre, ya que su intenso sabor distrae la necesidad de fumar. Es muy importante intentar evitar el consumo de café y alcohol porque son bebidas que van a estimular las ansias de coger un cigarrillo.

Infusión de jengibre

Incluyendo todos estos alimentos en tu dieta y poniendo voluntad, seguro que abandonar el perjudicial hábito del tabaco se convierte en una tarea más asequible.

Discussion — No responses